lunes, 10 de noviembre de 2014

Observo

Soy quien te otorga un conocimiento, quien observa desde el norte el devenir de la materia, de las almas. Observo al tirano, al justo, al falso. Observo al ingenuo y al sabio, al astuto y al tonto. Al cuerdo y el orate, al joven y al viejo. Al femenino y al masculino, la sangre y el suero. Dos entidades hermanas, dos entidades confrontadas. He visto al sabio errar y al ingenuo acertar. He oído al valiente gritar y al cobarde enfrentar. 

Te he visto con pesar, correr hacia el mar, buscando los surcos del oeste que no encontrarás jamás. Te he escuchado y alentado, más no atiendes y actúas. Te he visto abrazar al césar, besar al tirano y mi hemoso cordero, serás el alimento del traidor. 

Observo con pesar más no con arrepentiento, mi labor no ha cesado y el dragón será ejecutado. El hijo del dragón perecerá y tu odiarás a las guerreras que le acribillaron. He aquí que su tiempo no ha llegado, empero su sangre se calienta con su flama en agonía. Mas tu mi querido, le querrás alimentar, no así cuando te devore sin dilatar. 

Aún osas en compadecer a su puta voluntaria y a sus sirvientes con espada. Más pena no sientes por la tribu atrapada y sus gritos de terror te provocan carcajadas. Mi hermano, el hijo del usurpador, producto del salvaje. El rey inútil sin su sabio, el sabio que mató a su madre y exhaltó a su padre. El advenedizo que ha sido coronado, cuyo rostro vitoreas sin ánimo de parar.

Te observo, con pesar y orgullo. No escuchas ni atiendes, mas mi labor no ha cesado. No es mi afán salvarte, sólo advertirte. Permanezco olculta tras el velo del anonimato, mas mi espada desnuda espera atravezar al traidor. Somos las hermanas quienes en guardia vigilamos, una en el norte y otra en el sur. Embelesadas observamos, serenas analizamos. Hemos  repartido el conociento, te hemos alimentado con amor, hemos vigilado tu sueño. aquello es nuestra labor de vida.

No escuchas ni atiendes, empero en tí sabes que hemos cumplido. Tu turno ha llegado, hazlo o déjalo, mas no digas que no te hemos advertido...



No hay comentarios:

Publicar un comentario