domingo, 2 de noviembre de 2014

El Trino del Diablo de Giusepe Tartini

El trino del diablo o Sonata para Violín en Sol menor es la partitura mas famosa de Giusepe Tartini, representante de la música barroca del siglo XVIII. La música barroca es aquella que utiliza las notas en "exceso". Se caracteriza por poseer un grado de dificultad considerable, floreció en España e Italia. Evidentemente responde al derroche de los cortesanos de los reinos europeos, seres viciosos, edonistas de un modo repugnante y explotadores de las minas en América.
     Sin embargo Giusepe Tartini en su afán de alcanzar su cúspide creativa relata un sueño con Satanás: 

Una noche, en el año 1713 soñé que había hecho un pacto con el diablo a cambio de mi alma. Todo salió como yo deseaba: mi nuevo sirviente anticipó todos mis deseos. Entre otras cosas, le di mi violín para ver si podía tocar. ¡Cuán grande fue mi asombro al oír una sonata tan maravillosa y tan hermosa, interpretada con tanto arte e inteligencia, como nunca había pensado ni en mis más intrépidos sueños! Me sentí extasiado, transportado, encantado: mi respiración falló, y desperté. Inmediatamente tomé mi violín con el fin de retener, al menos una parte, la impresión de mi sueño. ¡En vano! La música que yo en ese momento compuse es sin duda la mejor que he escrito, y todavía la llamo el "Trino del Diablo", pero la diferencia entre ella y aquella que me conmovió es tan grande que habría destruido mi instrumento y habría dicho adiós a la música para siempre si hubiera tenido que vivir sin el goce que me ofrece.

El sueno de Tartini, Louis-Léopold Boilly.
El resultado en una melodía hermosa e inquietante, sin embargo Tartini nunca logró alcanzar tal grado de excelencia musical, si hizo tratos con los infiernos, no lo sé. Empero cabe recordar que la familia de Joseph Haydn, el nigromante, cargaba, literalmente con dificultades para inhumar su cuerpo en camposanto. Nadie quería cerca de los difuntos piadosos al seguidor de Baphomet.

    
Como fuere dedico tal melodía de los infiernos a quienes han hecho de México un caposanto monumental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario