miércoles, 23 de julio de 2014

El ideal sionista: matar sin piedad

NI CONFLICTO RELIGIOSO, NI MILENARIO: ES PURA LIMPIEZA ÉTNICA

Guardar en Mis Noticias.Enviar por email
  
"El ideal sionista- escribe nuestro colaborador Juan Andrés Perez Rodriguez - no ha cambiado en nada desde su aparicion, a pesar de los esfuerzos para disimularlo. Se trata una ideología clasista de carácter ecléctico, pragmática y demagógica. Constituye una mixtura de ideas y teorías. En su base se encuentran el nacionalismo y el chovinismo, adornados con ciertos ideales seudosocialistas místicos, irracionales y liberales".
   “Este no es un conflicto milenario sino contemporáneo. Es un pueblo que se rehúsa a desaparecer ante este proceso de limpieza étnica bajo el régimen del apartheid, que además cuenta el apoyo de mafias internacionales”- declaró a Zurda Konducta, programa que transmite Venezolana de Televisión, la politóloga palestina Susana Khalil.



   En su intervención, Khalil hizo referencia al origen del conflicto impuesto a los palestinos.“Esto es un conflicto que nace a raíz de la fabricación de un Estado colonial que se llama Israel, el 14 de mayo de 1948, a través de un movimiento racista que se llama sionismo, que nace en Europa y lo crean en la Palestina histórica”, precisó la politóloga



   “Hoy estamos ante una situación genocida de un pueblo que lucha contra un yugo colonial […] que posee un colosal poder internacional desde lo mediático, financiero, político y militar”- dijo Khalil, en clara alusión a la técnica de manipulación mediática que consiste en hacer confundir a la víctima con el victimario para diluir la responsabilidad del Estado sionista de Israel.



   Lo cierto es- añadió Susana Khalil – “que de un lado se tiene a un país lleno de recursos bélicos y por el otro un pueblo desarmado que lucha por su tierra”.



     A propósito de esta entrevista, y en medio de este crimen horrendo que se comete contra el heroico y milenario pueblo palestino, ante el rechazo creciente de los los pueblos y la cínica hipocresía de los poderosos, un poco de historia contra sus mentiras podría servir a nuestros argumentos.



   1- El sionismo surge y se desarrolla al amparo de varias potencias imperialistas que veían en esta corriente nacional y reaccionaria una punta de lanza para el logro sus objetivos en el “Cercano Oriente” y allá donde existan comunidades judías. El sueño sionista de crear en Palestina un “hogar nacional hebreo” para “regresar a la tierra que les fue arrebatada por el Imperio Romano en los años 70 d. C, es un mito absoluto”, ha apuntado con acierto el periodista e investigador belga Michel Collon.



   2- El ideal sionista no ha cambiado desde que surgió al mundo, a pesar de los esfuerzos para disimularlo. Se trata una ideología clasista de carácter ecléctico, pragmática y demagógica. Constituye una mixtura de ideas y teorías. En su base se encuentran el nacionalismo y el chovinismo, adornados con ciertos ideales seudosocialistas místicos, irracionales y liberales. Según los estudiosos franceses Henriette y Paul Jacot (1971), “la ideología sionista, ocultando su naturaleza de clase, se presenta como un conjunto, ágilmente compilado, de ideas y leyendas religiosas, mezcladas con hechos reales o ficticios, lo cual le permite embaucar a millones de personas. Las polémicas en torno al sionismo con frecuencia no se centran en hechos concretos e históricamente comprobados sino en cuestiones puramente ideológicas como son las relacionadas con la fe, el regionalismo, las tradiciones culturales, las aspiraciones nacionales, “los derechos históricos” y la incompatibilidad innata de los hebreos y de los no hebreos”.



   3- Como lo confirman sus padres fundadores, el sionismo no puede ocultar tampoco su
[Img #30163]
Dos niños palestinos asesinados por el ejército sionista de Israel
naturaleza colonial.En temprana carta enviada a Cecil Rhodes,  Theodor Herzl escribe: “Mi programa es un programa colonial”. Y mostraba su convicción de que los sionistas debían crear en Palestina un “puesto avanzado de ‘la Civilización’ contra la barbarie”, “una barrera de Europa contra Asia” y un “enclave de la cultura occidental”.



    4- El Estado sionista de Israel es un engendro del imperialismo al servicio de los intereses imperiales. Por eso Gran Bretaña, con el beneplácito de Estados Unidos y los países de laEntente, poco antes del triunfo de la revolución socialista de Octubre de 1917 en Rusia, apresuró la declaración de Balfour, en la que el gobierno británico, por medio de su canciller, declara su acuerdo con la idea de crear en Palestina, con el tiempo, un “hogar nacional para el pueblo judío”.



     Para 1919, el líder de los sionistas norteamericanos, L Brandeis, afamado político liberal y miembro de la Corte Suprema de Justicia de EE.UU., reprocho al canciller Lord Balfour el haberse interesado por el sionismo únicamente por ser una manera de impedir que las ideas revolucionarias se propagasen por el mundo. A lo que Balfour contestó: “Cierto. Esta es la razón que nos convierte a usted y a mí en sionistas tan ardientes”.



  Por su parte, EE.UU tenía también es mismo año un plan detallado para convertir “la Palestina Judía” en un baluarte norteamericano en el Cercano Oriente. En 1952 se firmó el convenio de crédito a Israel y el convenio militar que fue secreto hasta 1961.



   Ya en 1972 se firma un tratado de “libre comercio” con la Comunidad Económica Europea por el cual los productos israelíes exportados a la CEE no son gravados con aranceles. Israel tendría su acuerdo con EE.UU en 1983.



5- Los sionistas consideran a los árabes palestinos como advenedizos insoportables, por lo que no constituyen, para ellos, un pueblo soberano. Es por eso que su divisa al respecto siempre ha sido “entregar un territorio sin pueblo a un pueblo sin territorio”.


   Antes y después de formado el Estado de Israel grupos terroristas sionistas llevarían a cabo crímenes abominables contra el pueblo palestino.


   El grupo terrorista sionista “Irgun Zvai Leumi”, capitaneado por quien llegaría a primer ministro israelí, Menachem Begin, perpetró la masacre de Deir Yassin. La aldea fue atacada y casi todos sus habitantes muertos, incluidos niños, mujeres y ancianos. El propósito de intimidación para inducir la fuga tuvo efecto, junto con los rumores y las amenazas. Antes de nacer Israel 200 mil árabes abandonan su tierra. Entre 1947-1949 más de 800 mil palestinos se refugiaron en otros países o fueron desterrados.



   Más tarde, diría Begin que aquella masacre no solo estuvo justificada, sino que “de no haber triunfado en Deir Yassin, no existiría el Estado de Israel”.



   “Nosotros los israelíes no debemos ser clementes al matar a nuestros adversarios. No debemos tener ninguna piedad de ellos, mientras no hayamos destruido la llamada cultura árabe, sobre las ruinas de la cual construiremos nuestra civilización”.



      En una ocasión Albert Einstein, a quien los sionistas trataron infructuosamente de atraer, preguntó a Chaim Weizmann, dirigente sionista y futuro primer presidente de Israel: “¿Qué pasará con los árabes si Palestina es entregada a los hebreos?”. La respuesta de quien se consideraba un moderado fue la siguiente: “¿Los árabes? Dudo que tengan importancia alguna”.



      De aquellos polvos estos... Actualmente han muerto 300 palestinos desde que comenzó la operación “Borde Protector”, con los ataques aéreos y la puesta en marcha de la ofensiva terrestre contra la Franja de Gaza.

 

        La ofensiva por tierra se ha cobrado 59 vidas, que sumadas a las más de 250 muertes desde el inicio de los bombardeos, eleva a 306 la cifra de víctimas fatales en casi 15 días de ataques constantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario