viernes, 16 de mayo de 2014

La muerte de Juan Pablo I

Existen pocas personas en las ramas del poder quienes realmente desean el bienestar de la humanidad. Me considero una persona laica, sin embargo en un país como México donde el laicismo se está convirtiendo en próximo crimen de Estado. Las relaciones del Estado Mexicano con el Estado Vaticano ya no es una mera cuestión política (intervención de la iglesia en cuestiones de gobierno) si no económica, ésta última es sin duda la mas peligrosa. 
    México es un Estado empobrecido, inmerso en la violencia, con un gobierno interesado en asetar el tiro de gracia mediante la apertura de Petróleos de México a inverores extrabjeros (British Petroleum, Shell, Halliburton) y el debilitamiento del sistema educativo. Profesores con vocación del aprendizaje son difamados por los medios de comunicación mexicanos (televissa tvazzteca radio faabula). Pero somo sin embargo, un pueblo con fe. 
    Karol Wojtyla se convirtió en Papa después de la sospechosa muerte de Albino Luciani, papa Juan Pablo I. Llamado el "papa de la sonrisa" o el "papa rojo" por sus detractores, debido a su conciencia social y preocupación por las clases necesitadas. Sin embargo, su primer acción como papa fue el esclarecer los casos de lavado de dinero e enriquecimiento ilícito en las cuentas del Banco Vaticano.
    Sacerdotes, banqueros e incluso la mafia se vió involucrada en quienes se beneficiaron de la muerte de Luciani. Una vez que Wojtyla fue nombrado, canceló las auditorias que se programaron a los bancos Vaticano y Ambrosiano. No dejo de repetir éste asunto en mi blog debido a la importancia financiera que ejercen los poderes fácticos en las naciones del mundo. 
    El siguiente vídeo es un trabajo serio a pesar de ser de un medio independiente, pero como siempre he dicho, comiencen a investigar y sobre todo a demandar la verdad que se oculta tras la mercadotecnia mediática, religiosa, histórica, salud, y financiera. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario