lunes, 10 de marzo de 2014

"Gobierno estadounidense pensaba que el proceso dependía sólo de Chávez"

6 Mar. 2014 - Al cumplirse el primer año del paso a la inmortalidad del fundador de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, el periodista y conductor del programa La Brújula del Sur, Ernesto J. Navarro (EJN) al comenzar la mañana, conversó brevemente vía telefónica con el profesor universitario James Petras, analista de temas internacionales.

Dentro del homenaje al Comandante Chávez y en “Sálvese quien pueda”, acostumbrada sección de cierre de esta producción donde Navarro comparte con el colega periodista Marcos Salgado, un sueño fue el abreboca de la conversa.

Directo al tema

Hoy se cumple un año de la desaparición física del Comandante Hugo Chávez. De entrada y luego de recibir el saludo del profesor estadounidense James Petras (JP), el moderador de la producción transmitida para Alba Ciudad 96.3 FM, comenzó la conversación preguntándole 

EJN: ¿El gobierno de Estados Unidos pensó que sin Chávez se acabaría la Revolución Bolivariana?
JP: Sí, tenían la esperanza de que el proceso en Venezuela dependía solo de una persona, personalizar a todo el proceso, complejo, masificado, como si era simple de las manos del presidente Chávez y todo funcionaba. Obviamente los funcionarios están desencantados porque ya pueden ver claramente que el presidente Maduro, continúa las obras del presidente Chávez, el Pueblo venezolano sigue trabajando, apoyando el proceso y no hay ninugún cambio en la continuidad de los procesos de transformación.

A pesar de hablar sobre la paz sigue tratgándo a desgastar y desestabilizar el Gobierno (venezolano) a partir a partir de la utilización de una doble política.

Una es entrar en la competencia electoral para hacer propaganda y el otro es utilizar la vía armada, la vía de violencia en la calle. Es un doble juego de uno y el otro complementario. Si pierden elecciones, juegan la carta de la calle y la política de confrontación. Si avanzan en el proceso electoral, simplemente capitalizan la institucionalidad para seguir el trabajo negativo y poco constructivo.

EJN: Profesor, ¿Quién fue Hugo Chávez para el gobierno de los Estados Unidos?
JP: Hay que distinguir entre dos aspectos; la parte gobernante muy fue hostil porque Chávez representaba una alternativa positiva frente a la crisis económica, la capacidad de combinar recuperación con mejoras sociales, en salud, en educación, en mercados públicos, precios subvencionados y solidaridad con los países pobres de El Caribe; y frente a Washintong, que está recortando los presupuestos sociales, bajando los gastos sociales, subvencionando Waltl Strett, obviamente Chávez representa la esperanza para los norteamericanos que pensaban que podrían avanzar en la economía a partir de un Estado de bienestar social.

El otro problema que Washintong tiene con Chávez, es que presentó un Proyecto de Integración centrado en América Latina y no centrado en los Estados Unidos de norteamérica. El liderazgo de Chávez sobre el Proyecto de Integración Latinoamericana también provocó aquí (EE.UU.) el odio entre las capas dominantes y tercero, la nacionalización del petróleo, la inversión en empresas públicas también choca con la orientación privatizadora de los gobernantes que siempre buscan a entregar a empresas y proyectos públicos al sector privados para que puedan maximizar las utilidades.

Hay muchas y malas razones por qué Washintong le tiene un odio al presidente Chávez, porque nos lo muestra en una sombra negativa.

A solicitud de Ernesto J. Navarro, Petras recordó cómo conoció al Comandante Chávez.

JP: Asistimos en una Conferencia en País, la primera vez, hace varios años atrás, creo que era el año 2001, antes del golpe (en Venezuela, 11.04.2002). Conversamos. Me contaba de sus proyectos y discutimos la posibilidad de combinar mejores relaciones con Estados Unidos y creo que lo que pasa es que él tenía miedo de la intervención nortemaricana pero siempre confiaba en el respaldo popular. 

Despúes nos encontramos en Caracas durante varios foros y fuimos al Palacio de Gobierno a conversar sobre proyectos del desarrollo y cómo mejorar las relaciones internacionales en todo el mundo, más allá de América Latina hacia el norte, y Chávez estaba muy abierto a subvencionar energía para sectores pobres en Estados Unidos y me preguntaba sobre el Bronx, Nueva York y otros sitios donde sufren el frío durante estos inviernos pésimos, y en genral, más allá de la política. 

Chávez me impactó como ser humano, muy caluroso, con un gran compromiso con su familia y los pobres, y me parecía un hombre abierto a una lectura cuando me entregó un libro en 2001; despúes conversamos y me hizo un comentario muy inteligente y agudo sobre el libro porque leía y estudiaba mucho, tomando apuntes y me parecía una persona muy plena y muy integral, indicó.

A través de La brújula del Sur se escuchó la opinión del analista internacional en referencia a este año de sembrado el Comandante Eterno y cómo ve desde el exterior, la Revolución Bolivariana.
JP: Sigue avanzando con algunos problemas, principalmente las campañas de la oposición utilizando todas las tácticas para desgastar al proceso. Creo que el Gobierno está tomando las medidas necesarias para proteger el proceso y la democracia, los avances sociales y también está tratando de rectificar algunos problemas con la inflación y la inseguridad (personal) por la delincuencia. 

El proceso en Venezuela está en una etapa de profundizarse y eso me parece muy importante terminar con la corrupción y burocratización para frenar los asaltos desde afuera y de la clase alta y los matones adentro.

Petras para finalizar su participación aseveró que siempre tiene grandes recuerdos del Comandante Chávez y siempre está al lado de la Revolución Venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario