jueves, 27 de marzo de 2014

Estoy muy orgullosa de mi sangre...menos de mi bisabuelo materno - materno

Me someto a mi misma al revisionismo histórico familiar.

Durante unas vacaciones familiares, mi mamá insistió en que su madre debía ir con la familia de vacaciones a Cancún, bueno, al principio no nos opusimos mi hermana y yo porque nos reservaron una cuarto en el hotel para nosotras a parte del de mi mamá y su madre. ¿Porqué tanto mi sister como yo no queríamos ir con nuestra abuela? Porque tristemente cuando ve a una persona indígena en las playas siempre trata de humillarle. 
    Sin embargo toda esa parafernalia racista que tiene mi abuela va más allá de las ideas recalcitrantes de una vida, se remonta desde hace más de cien años. Una vez que conocí la historia de la familia Ur...me alegré de no haber conocido a mi bisabuelo, sé que me habría plantado un par de bofetadas. Remontando desde que se tiene registro (para la desgracia familiar) que eran conservadores, enemigos acérrimos de Benito Juárez. Eso último puede ser porque los Ur....eran muy conservadores, pero podría justificarlo hasta cierto punto. 

    La cosa se pone peor para la genealogía familiar, cuando comenzó la revolución mexicana mi bisabuelo ya se había convertido en un joven de 22 años, que criticó la causa del pueblo. Era evidente que no se conmovía por la pobreza del pueblo, las condiciones de trabajo de los jornaleros del campo, o de su derecho "porque dios lo quiso" de que al ser el patrón se permitía abusar de los peones del campo.

   Mientras una parte de mi viene de gente que nunca aprobó ni practicó los abusos a sus criados o jornaleros, otra no dejaba de sentir el derecho supremo sobre otros. Hace poco una señora mayor, quien fuera criada de mi abuelita Aurora y el abuelo Cuco, me contó que cuando terminaba de trabajar, había (por los años cuarenta) delincuentes a la espera de las jóvenes que terminaban su trabajo en las casas, muchas eran violentadas. Mis abuelos, para evitar que su ayudante sufriera eso, construyeron una vereda cerrada que conectaba la entrada  de la casa grande con la casa de unos viejitos que vivían cerca de la muchacha.

    La señora me dijo muy contenta que nunca sufrió de abusos ni acosos con mis abuelos, tristemente por razones familiares tuvo que trabajar en la Ciudad de México, específicamente en la Colonia Roma, donde los patrones ejercían su "derecho de pernada". Sufrió mucho, pero me dijo que se alegraba de que mis bisabuelos fueran buenas personas.

     Con el hijo del sol la situación fue muy diferente, de hecho cuando la revolución estaba en su apogeo comenzó a hablar en exceso de la propiedad privada, su derecho sobre la propiedad privada y más propiedad privada. Esa idea capitalista con tintes de un neoliberalismo primitivo y local, lo mencionaría hasta el final de sus días. Mi mamá recuerda mucho de su abuelo hablando de que el reparto de tierras a su parecer "era algo que no se merecían los campesinos" (palabras censuradas). 
    
    Mi mamá incluso cuenta que el hijo del sol se molestó con otros hechos de gran trascendencia para el país: la expropiación petrolera, el reparto de tierras que puso en marcha el presidente Lázaro Cárdenas y obvio el sufragio femenino de 1953. La verdad mi mamá es muy prudente y nunca mencionó algo que contrariara a su abuelo, pero su papá, mi abuelo Carmelo no simpatizaba nada con su suegro, ya que mi abuelito tenía ideas liberales. Por ejemplo a sus trabajadores les enviaba a la escuela o les enseñaba a hacer cuentas y llevar la contabilidad.
    
    Además existió algo que irritaba particularmente al abuelo sol, era que mis bisabuelo materno. paterno, se benefició con el reparto de tierras y fue ejidatario. Afrenta para un hombre que creía en la propiedad privada. Mi abuelo trataba a su suegro con condescendencia y regañaba a su esposa cuando comenzaba a maltratar a los trabajadores, indígenas o a la gente humilde. Fue algo que definitivamente mermó su matrimonio, mi mamá recuerda el consejo de su papá: no seas como tu madre o tu abuelo, juzga a las personas por su carácter. 

   Mi mamá siguió el consejo de mi abuelo, no tolera la actitud de su madre y la de la mayoría de sus hermanos, no me agrada saber de tal antecedente en mis raíces familiares, pero sé que el carácter de mi abuela y su ascendencia, son un ejemplo de COMO NO SER Y JUZGAR EL CARACTER, NO LA BILLETERA.

martes, 25 de marzo de 2014

Alberto Montero Soler: "The euro in Spain. Chronicle of a death foretold"

Isabel ep 10

¿Estallará también México? 1988-2013, 25 años de crisis política permanente



Con la batería de reformas constitucionales que aprobó el Congreso en diciembre del 2013 en las más diversas materias, desde la energía hasta la educación, el gobierno priista de Peña Nieto asestó un golpe contundente a los trabajadores y a todas las masas oprimidas que representa una derrota histórica a sus luchas, afanes y deseos ancestrales por una vida mejor. Fue hace 25 años con motivo de la crisis del fraude de las elecciones presidenciales de 1988, cuando se palpó con evidencia que sectores muy amplios, en el centro y el sur del país claramente mayoritarios, comprendieron el sentido del cambio de la política en todos los niveles efectuado en la década de los años 80’s para echar abajo prácticamente todas las conquistas logradas históricamente por las luchas populares contra el capital desde los tiempos revolucionarios. Fue un largo trayecto histórico que siguió a la Revolución mexicana y que se expresó en la dominación durante gran parte del siglo XX del partido nacionalista revolucionario en sus tres expresiones: primero como PNR (Partido Nacional Revolucionario) de 1929 a 1934, después como PRM (Partido de la Revolución Mexicana) de 1935 a 1945 y finalmente como PRI (Partido Revolucionario Institucional) a partir de 1946. Fue un giro radical de la larguísima trayectoria del apoyo a una burguesía que se fue fortaleciendo bajo la protección y la promoción de un gobierno bonapartista, que cada vez se subordinaba más al imperialismo norteño. Una burguesía que hoy es poderosísima y que en lugar de protección del Estado le impone a éste sus demandas y estrategias.
Lo que comenzó en 1988 fue lo que sabemos ha sido también otro largo proceso de reversa con respecto a lo logrado las décadas anteriores. Ha sido un trayecto de 25 años que llegó a su final después de un largo rosario de crisis políticas con la aprobación de la batería de reformas constitucionales en las dos cámaras en diciembre de 2013 que revierten drásticamente la estrategia social y económica del Estado mexicano. Eso es lo que significa la victoria arrolladora lograda por el PRI (con el apoyo del PAN y el PRD) con esas votaciones que transforman los marcos constitucionales en los que se desarrolló la industria energética estatizada, ahora en pleno camino de privatización, la educación pública atacada directamente en su principal pilar, los maestros normalistas -descarada intervención gubernamental al encarcelar a la principal dirigente del SNTE-, destinados a ser controlados estrechamente y/o despedidos, las leyes laborales antisindicales y dirigidas a precarizar aún más el mercado de la fuerza de trabajo y lo nuevas regulaciones fiscales.
Fin de época
Dichas (contra) reformas determinan y ponen en acción a rajatabla las estrategias neoliberales que se venían dando desde el inicio de los años ochenta cuando la crisis petrolera de 1982 y los espasmos sociales como el producido por el terremoto de 1985, anunciaban nuevos tiempos políticos. Para el grupo priista dominante en el Estado, el sacudimiento de 1988 fue la señal inconfundible que el curso elegido para echar abajo todo lo que significaba el “nacionalismo revolucionario” sería uno cuya realización supondría la superación de una amplia y fuerte resistencia popular. La ruptura del PRI en 1987 y el surgimiento de la “corriente democrática” encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas, quien se lanzó como el candidato opositor de una amplia coalición de centro-izquierda contra el candidato priista, Carlos Salinas de Gortari, ya era un síntoma evidente de los fuertes vientos que arreciaban.
El periodo se inició con el “fraude patriótico” electoral que le dio el triunfo a Salinas de Gortari en 1988, cuya presidencia fue la perfecta administración insignia de esa dinámica explosiva de ofensiva capitalista -resistencia popular que hizo de 1994, al final del sexenio salinista, un año de crisis en todos los niveles: inicio de la puesta en práctica del Tratado de Libre Comercio con los gobiernos de EUA y Canadá e insurrección campesina indígena del EZLN, todo ello adobado con los asesinatos de de dos dirigentes centrales del PRI: Luis Donaldo Colosio su candidato presidencial y de Ruiz Massieu su secretario general.
El nuevo gobierno priista de Ernesto Zedillo, quien sustituyó a Colosio, de entrada, en diciembre de 1994 debió confrontarse con una tremenda crisis que hundió económicamente al país. El endeudamiento creció a niveles colosales y fue la causa de un gigantesco fraude bancario que inauguró en México con el Fobaproa (Fondo bancario para la protección del ahorro) los rescates multimillonarios a las finanzas privadas con dinero público que la crisis de 2008 puso de moda en EUA y en la Unión Europea.
Transición pactada del 2000
Políticamente la población expresaba con cada vez más vigor su oposición al priismo, para ellos identificado con las políticas neoliberales puestas en práctica a quemarropa. En 1989 se fundó el partido de la Revolución Democrática (PRD) bajo la hegemonía de la llamada “corriente democrática” del PRI encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, que contó con el apoyo de las organizaciones de la izquierda tradicional, como fue la proveniente del viejo partido comunista mexicano y de grupos nacionalistas, unificados en el Partido Mexicano Socialista y también de grupos de la izquierda radical maoístas, guevaristas e incluso trotskistas. Durante el gobierno de Salinas la represión contra las bases populares del PRD y el amplio movimiento que se reivindicaba neocardenista fue especialmente fuerte y violenta. Se calcula en 500 los perredistas muertos por la represión de los seis años del salinato.
La lucha también se dio en el terreno social y clasista. El sindicato de más tradición, fundado en los mismos años de la Revolución mexicana, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), organizó a partir de 1997 una poderosa protesta popular contra los planes privatizadores de la energía eléctrica que logró, a través de enormes movilizaciones, detenerla parcialmente.
El grupo en el poder entendió el mensaje de las crisis de 1994: el caldero estaba muy caliente y podía reventar. La impopularidad del PRI era manifiesta y por primera vez desde su fundación perdió la mayoría en la Cámara de Diputados en 1997. En un panorama en que todo indicaba la derrota del PRI en las elecciones presidenciales del 2000, el grupo gobernante estaba preparando una “transición democrática” pactada con el Partido Acción Nacional (PAN) que, a raíz de 1988, llamado por Salinas cumplió cabalmente su fama como una oposición leal, sistémica. Fue una maniobra perfecta que llevó, vía una victoria electoral contundente que incluía buena cantidad de votos de seguidores y miembros del PRD, a Vicente Fox a la presidencia. El primer presidente panista siguió fielmente el curso trazado desde los años ochenta por el PRI, sólo que con menos capacidad política y con prácticas de corrupción y nepotismo que no tenían nada que envidiarle a las priistas. Lo que podría considerarse como un vergonzante gobierno del PRIAN se gastó por completo durante los dos sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón que prepararon la vuelta triunfal del PRI en el 2012.
Contención del 2006
Pero hay que entender el conjunto de la situación entre los de arriba y los de abajo. La restauración priista de 2012 no se hizo en frío, sin resistencia popular. En 2006 el PRD, ahora encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), fue el partido que se confrontó con grandes posibilidades de triunfo al PAN y al PRI. AMLO como jefe de gobierno del Distrito Federal en el periodo de 2000-06 conquistó un enorme apoyo popular debido a varias medidas de distribución de prerrogativas a los sectores más empobrecidos, a las personas de la tercera edad y ejerciendo una práctica arropada en un discurso claramente dirigido contra la oligarquía política del PRIAN, aunque sin mencionar ni tocar jamás al sector de los grandes capitalistas. Se convirtió en el dirigente idóneo para ser el candidato de los amplísimos sectores populares que, desilusionados del foxismo-panismo, se percataron de que tanto el PRI como el PAN eran lo mismo.
En 2006 AMLO rasguñó la victoria, que le arrebataron por la escasa cantidad de menos de 60 mil votos en unas elecciones en que participaron más 35 millones de votantes. El pequeñísimo margen que le daba la victoria al candidato panista, Felipe Calderón, era el resultado de la manipulación electrónica de las cifras electorales, de la realización de un nuevo fraude electoral. En julio y junio del 2006 se registraron las manifestaciones más grandes jamás habidas en la historia de México contra las decisiones de las autoridades electorales. Millones se movilizaron en manifestaciones contra el fraude en todo el país. Hubo una en la capital de la república que reunió a cerca de dos millones de personas que decidieron realizar un gigantesco plantón a lo largo de varias de las avenidas más importantes de la ciudad de México durante más de una semana. Al finalizar el mismo, AMLO se congratuló que “no se había roto ni un vidrio” en tamaña protesta ciudadana y que ahora había que luchar para ganar las elecciones presidenciales del 2012. La táctica electoralista de contención de la impresionante protesta popular fue evidente: ni de lejos se llamó por parte de AMLO a un paro nacional, a una huelga política o a alguna otra acción contundente parecida. El gigantesco plantón dio paso meramente a las numerosas giras por la república que AMLO realizó a partir de entonces para preparar su candidatura presidencial del 2012.
Derrotas del pueblo y los trabajadores
El gobierno de Calderón carente del todo de legitimidad y popularidad decidió apoyarse ante todo en las fuerzas represivas y emprendió una “guerra contra la delincuencia”. Sacó al ejército de sus cuarteles el cual sembró el terror en los campos y ciudades de los estados del norte, del sur y muchos del centro de la república. Sólo el Distrito Federal permaneció relativamente al margen de esta orgía de violencia entre las bandas y los efectivos militares Hoy operan más de medio millón de efectivos militares, 250 mil policías federales y varios cientos de miles de policías estatales que han convertido al aparato represivo de México en uno de los más grandes de América Latina. El país se ensangrentó. En esta “batalla” del sexenio de Calderón se calcula que murieron más de 70 mil personas, aunque hay estimaciones mucho mayores, la mayoría de ellas civiles sin ninguna relación con las bandas de narcotraficantes. Y en el presente gobierno de Peña Nieto la cuenta macabra sigue cosechando víctimas.
Las labores policiacas fueron emprendidas por el ejército y la armada, persiguiendo a los capos de las bandas del narcotráfico que venían creciendo cada vez más poderosas ante el incremento de la venta de sus productos al mercado de drogas más grande del mundo, convirtiendo a dicho tráfico de estupefacientes en uno de los negocios más lucrativos de México, que ante la necesidad de “lavar” los miles de millones de dólares que produce induce inevitablemente a la intervención del sistema bancario. Las ganancias extraordinarias de este negocio hicieron que uno de los capos mexicanos más famosos, el Chapo Guzmán, fuera incluido en la lista deForbes de los 500 hombres más ricos del mundo.
La derecha política estrechamente vinculada al imperialismo y a los sectores más reaccionarios, como la Iglesia católica, llegó al poder con Fox y Calderón convirtiendo a sus gobiernos en crudamente represivos, antidemocráticos y corruptos. Los trabajadores sufrieron derrotas históricas en Oaxaca con la intervención de las fuerzas federales y estatales que reprimieron el levantamiento popular que representó el surgimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en 2006. Después en octubre 2009 con la intervención directa de la policía federal y de soldados vestidos de policía en las instalaciones de la compañía de Luz y Fuerza del Centro, el gobierno de Calderón declaró el finiquito de la segunda compañía eléctrica estatal, la empresa en donde laboraban los más 40 mil trabajadores del SME, el cual recibió un golpe mortal.
Durante los dos sexenios panistas no se pudieron aprobar las reformas constitucionales pues el PRI escatimó su apoyo para, con la astucia ganada en sus largos años en el poder, dejar que el descontento popular creciera en la medida en que la derecha se descaraba con su cruda política favorable a los capitalistas. Sería el PRI, quien debería realizar dichas reformas con su restauración presidencial que sus dirigentes sabían que caería como manzana, como efectivamente sucedió, en 2012. No obstante durante los dos sexenios panistas se incrementaron los métodos, los procedimientos y las prácticas para privatizar a Pemex, a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para desmantelar a los dos institutos de seguridad social solidarios y a atacar la educación pública y gratuita. También durante el panismo se avanzó en la adecuación de las finanzas públicas a las necesidades de los capitalistas y, repetimos, en la corrupción y el nepotismo los cuales llegaron a niveles insuperados: la familia de Fox comprometida en escándalos de fraudes en Pemex como el que actualmente hace furor relacionado con los fraudes multimillonarios de la empresa Oceanografía vinculada a su familia. La danza de miles de millones de dólares de programas al vapor y el auge del “capitalismo de compadres” junto a tantas otras maniobras sucias y fraudulentas mancharon irremediablemente el prestigio del panismo, preparando su derrota electoral contundente del 2012.
La política conciliadora del PRD
Un proceso social como el que ha dado en México durante los últimos 25 años no se puede entender sin las formaciones que lo expresan políticamente. La burguesía a través de sus partidos políticos ha proyectado las acciones gubernamentales de sus programas de (contra) reformas que exigía la situación del capitalismo a partir de la gran crisis petrolera de 1982 y de la reestructuración de la economía capitalista mundial. Tanto la influencia internacional como las necesidades internas hicieron de las políticas neoliberales las adecuadas para enfrentar los retos que planteaba el agotamiento de los modelos keynesianos prevalecientes a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial.
El “nacionalismo revolucionario” durante los años inmediatamente posteriores a la Revolución mexicana, llevado a su culminación durante el sexenio cardenista, cedió su lugar al “nacionalismo” a secas de los gobiernos de la “institucionalización revolucionaria” a partir de los gobiernos de Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán. Fue la ideología que envolvió la acción política de los gobiernos priistas hasta los años 80’s. El cambio radical que se dio en 1982-88 provocó realineamientos políticos en todos los grupos y clases sociales. La “corriente democrática” del PRI era el eco tardío de la política del “nacionalismo revolucionario” de los años 30’s. La misma posición preponderante de Cuauhtémoc Cárdenas en el PRD, hijo del gran presidente nacionalista revolucionario que fue Lázaro Cárdenas, expresaba físicamente esa continuidad. Pero los tiempos de los años treinta no eran los de los noventa. Los burgueses “nacionalistas” de los años noventa ya no eran, ni podían ser lo que habían sido sus padres y sus abuelos. En la burguesía mexicana ya no hay ningún sector que sea revolucionario, ni que tenga el interés de confrontarse directa y decididamente con el predominio creciente de los capitales imperialistas en México.
La ruptura del PRI en 1987 fue un acontecimiento que opacó prácticamente a los demás cambios del momento, entre los cuales existía uno que se estaba realizando promisoriamente con la concentración de fuerzas de izquierda socialista representada por los partidos como el PSUM, el PMT y el PRT entre los casos más importantes. La tradición estalinista frentepopulista de confiar, como lo decía abiertamente Lombardo Toledano y en forma más discreta el viejo Partido Comunista (PCM), en una “burguesía nacional” supuestamente antiimperialista, permeó durante décadas a la mayoría de la izquierda mexicana. Durante la ruptura del inicio de los años 80’s, la izquierda revolucionaria, abiertamente contraria a los dogmas estalinianos, en especial la corriente trotskista agrupada en el PRT de entonces, no tenía una década de haber nacido como partido y fue por completo desbordado y vapuleado por el ímpetu neocardenista de la izquierda de orientación estalinista o sea reformista.
La contención de AMLO
Cuando se fundó el PRD en 1989 bajo la hegemonía de Cuahtémoc Cárdenas y Muñoz Ledo, esa dirección de origen priista contó con la adhesión de prácticamente toda la izquierda socialista de esos años. Durante las pasadas dos décadas y media, el PRD primero bajo la tutela de Cárdenas y a partir del 2001 de López Obrador, dominó con su política conciliadora, negociadora y básicamente electorera al amplio y a veces muy poderoso torrente de masas oprimidas y explotadas que luchaba contra el curso de los gobiernos priistas y panistas. En dicho proceso, a partir de 1988 el PRD, con la fuerza que le daba el poderoso apoyo popular que logró, se fue integrando dentro del sistema político, hasta convertirse en lo que hoy es, el soporte sistémico de izquierda del estado mexicano.
Desde 1997 el PRD entró a las cumbres de la dirección del estado mexicano con su victoria electoral por la jefatura de gobierno del Distrito Federal, la posición política más importante del país después de la presidencia de la República. Durante el foxismo, la torpe impericia demostrada con el intento de desaforar de sus derechos ciudadanos a López Obrador como jefe de gobierno del DF, elevó a éste hasta alturas inimaginables en el favor popular, el cual en 2006 le ofreció la victoria electoral que él no defendió, precisamente por su conciliacionismo y respeto a la institucionalidad estatal burguesa de la cual él mismo formaba parte. Su papel fue el de contención de un torrente popular que tenía la potencialidad de haber reventado al dominio del PRIAN. Pero en lugar de impulsar una coalición del multimillonario movimiento democrático contra el fraude de 2006 con la insurrección oaxaqueña de APPO que se dio precisamente en esos momentos, prefirió ¡prepararse para las elecciones presidenciales de 2012!
La difícil situación actual
En el 2013 el Pacto por México del PRI, el PAN y el PRD impulsado por Peña Nieto hizo evidente incluso para amplios sectores que todavía mantenían ilusiones en el PRD que el curso iniciado en 1988 bajo la dirección neocardenista y después continuado por AMLO había conducido a una situación desastrosa. Los más de 16 millones de votos conseguido por la coalición del PRD en 2012 acabaron fortaleciendo a su corriente más derechista y conciliadora, los llamados Chuchos, quienes controlan el partido. López Obrador se ha separado de los Chuchos y convocado a la fundación de un nuevo partido el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sin hacer un balance crítico de las dos décadas turbulentas en que dirigió al PRD y simplemente repitiendo que se compromete a una lucha “pacífica, patriótica y de desobediencia civil” que tiene una cuesta muy empinada frente a sí. Parece que la experiencia del PRD ha pasado en vano para él e intenta repetirla nuevamente.
Por lo que toca a Cuauhtémoc Cárdenas, junto con los Chuchos, también se compromete a crear un “frente patriótico” contra las reformas energéticas que impidan la recuperación del petróleo mexicano por parte de las transnacionales que la nacionalización de Lázaro Cárdenas les arrebató en 1938. O sea las dos tendencias que reivindican la herencia del “nacionalismo” burgués de la tradición cardenista están tan devastadas que ni siquiera son capaces de unificarse para enfrentar los retos del neoliberalismo salvaje del PRIAN.
Muchos activistas sindicales, estudiantes, jóvenes y trabajadores en general conscientes de la gravedad del momento histórico que atravesamos están en el centro de una situación compleja que requiere una gran dosis de reflexión y de capacidad de análisis. Todavía no se agotan del todo la influencia del PRD y ante todo de Morena entre muchos de ellos. La batalla política e ideológica con el frentepopulismo y el nacionalismo debe profundizarse. Las burocracias sindicales “independientes”, en especial las reunidas alrededor de lo que queda de lo que fue la poderosa burocracia del SME y amplios sectores de la CNTE, siguen estando subordinadas políticamente a los partidos burgueses como el PRD y Morena. Es necesario insistir más que nunca en un sindicalismo democrático e independiente.
El EZLN se mantiene con sus bases (los Caracoles) en Chiapas. Es una hazaña de los pueblos indígenas que representa. Pero la política que su dirección expresa por conducto del subcomandante Marcos es absolutamente contraproducente para el fortalecimiento de su lucha. Marcos representa una política que se podría llamar del avestruz. Su aislamiento, producto del sectarismo de sus posiciones contra “las vanguardias” y los partidos, sólo expresa la carencia de un programa que confronte la situación compleja actual. Ciertamente el EZLN es una organización indígena y campesina y sus objetivos no pueden ser los de un partido revolucionario de los trabajadores, pero la autoridad enorme que logró hace veinte años con su levantamiento era un capital revolucionario enorme capaz de contribuir de manera importante a la solución del problema crucial que deben resolver los trabajadores y sus aliado populares: la fundación y el fortalecimiento de una o varias organizaciones independientes, democráticas, socialistas y revolucionarias. Las posiciones expresadas por Marcos de ninguna forma ayudan al movimiento revolucionario del país.
La situación para los escasos sectores que se mantienen firmes dentro de las posiciones de clase, socialistas, democráticas e internacionalistas no es nada fácil frente a los recursos millonarios que disponen todavía el PRD y Morena. Nuestra fuerza son las ideas poderosas del marxismo revolucionario y su capacidad de dar respuesta a las necesidades de los trabajadores y sus aliados los sectores de las masas explotadas y oprimidas.
El país es hoy un volcán en estado de ebullición antes de la explosión de la lava ardiente. ¿Cuándo estallará? Comienzan a haber signos muy claros de exasperación e ira de sectores masivos hartos de la corrupción, de la inseguridad y del cinismo de los gobiernos federal y estatales y de la situación política y socioeconómica prevaleciente. Los dos procesos de las policías comunitarias de Guerrero principalmente, aunque con casos parecido en Oaxaca y ante todo el surgimiento de las “autodefensas” en Michoacán son más elocuente que cualquier discurso incendiario.
La primera página de La Jornada del día que se escriben estas líneas es devastadora. El titular principal en letras gruesas de 100 puntos dice: “Superan 10 ricos mexicanos ingresos de toda la población” y los subtítulos que acompañan a este titular principal señalan: “Poseen una fortuna de 132 mil millones de dólares según la revista Forbes” y más adelante añade: “Su riqueza equivale a una décima parte del valor de la economía”. Y en la misma página en los titulares más pequeños que acompañan al titular principal en las faldas, se dice: “En México 4 de cada 10, sin dinero para comida: OCDE”. Y en subapartados siguientes se escribe: “Subraya en su reporte que es la nación con el mayor nivel de desigualdad” y rematando agrega: “El gasto social es el menor entre los integrante de esta organización”. Y en la misma portada, debajo de los textos mencionados una gran foto de Peña Nieto con el título en grandes letras: “El país listo para una ‘revolución energética’: Peña”.
Y todo ello está acompañado por los grandes escándalos que llenan las páginas de la prensa y son el tema de los noticieros electrónicos. Los fraudes de cientos de millones de dólares de la empresa Oceanografía cometidos bajo el amparo de la familia y los compadres del ex presidente Fox y las instalaciones defectuosas de la construcción de la línea 12 dorada del tren urbano (el “Metro” en la voz popular) inaugurada en 2012 en la ciudad de México. El primer escándalo salpica al PAN y señala los niveles de corrupción y nepotismo alcanzados durante los gobiernos panistas y el caso de la línea 12 afecta directamente al gobierno anterior perredista encabezado por Marcelo Ebrard y a lo que fue la obra pública más importante del sexenio anterior. Se calcula que hay mil millones de dólares que no son avalados en los informes de los gastos de la construcción deficiente del tren cuyo servicio debió ser suspendido en la mitad de la línea.
Peña Nieto tiene también que dar explicaciones de los enormes gastos, muy por arriba del límite señalado por la ley, en que incurrió durante su campaña electoral, pero mientras tanto su posición predominante le da márgenes de maniobra muy amplios (aún más teniendo en cuenta la corrupción de las autoridades electorales). Por el momento es quien aprovecha el desprestigio enorme que se da actualmente en la opinión pública del comportamiento y la corrupción tanto del PAN como del PRD.
Este es el panorama tan complejo y contradictorio que debe confrontar el auténtico movimiento que debe surgir y fortalecerse para construir la alternativa verdaderamente de izquierda revolucionaria, socialista e internacionalista que evidentemente es tan necesaria en estos momentos en México para superar la situación difícil en que se encuentran hoy los trabajadores y sus aliados los sectores populares empobrecidos.

Se ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Entrevista a LaDonna Harris, estadounidense, activista de origen comanche “Una agencia internacional debería regular a las corporaciones”

El Telégrafo

La estadista, líder nacional de EE.UU. y activista de origen comanche, repudia que Chevron llegara a Ecuador, explotara petróleo, contaminara, se fuera y ahora se lave las manos. Dice que la alternativa para las tribus del mundo es unirse y exigir leyes locales que controlen las actividades de grandes compañías.
LaDonna Harris, estadounidense, activista de origen comanche, tribu americana que comprende territorios de Nuevo México, Colorado, Kansas, Oklahoma y Texas, es fundadora y presidenta de la organización Americans for Indian Opportunity. Desde el domingo de la semana pasada, por primera vez, se encuentra en Ecuador un grupo de 33 jóvenes líderes y representantes de tribus y pueblos indígenas de Estados Unidos y de países como Nueva Zelanda, Samoa, Perú y Bolivia. Entre ellos llegó LaDonna Harris, fundadora y presidenta de la organización Americans for Indian Opportunity, la cual, sin fines de lucro, promociona iniciativas para los nativos americanos. Además, es una reconocida activista de origen comanche, destacada estadista, líder nacional estadounidense e impulsora en áreas de derechos humanos, protección del medio ambiente, del movimiento femenino y de la paz mundial.

Harris conversó con EL TELÉGRAFO. Al referirse a daños ambientales, como el ocasionado por Chevron en la Amazonía ecuatoriana, cree que los pueblos indígenas del mundo deberían unirse para hacer frente a estos abusos, así como para promover la creación de leyes locales y una agencia internacional que regule y sancione las actividades de las grandes corporaciones.  

¿Cuál es el motivo de su presencia en Ecuador junto a jóvenes líderes tribales y de pueblos indígenas de varios países?
Somos parte de un programa en Estados Unidos de embajadores nativoamericanos, a quienes se  entrena en liderazgo para que aprendan y entiendan las políticas globales de movimientos indígenas.
Tenemos este programa desde hace 12 años. Hemos viajado a México, Perú, Bolivia, Venezuela, etc., para entender sobre lo que los otros indígenas están haciendo. Este año decidimos venir a Ecuador 33  indígenas de EE.UU., Nueva Zelanda, Japón, Perú y Bolivia. La mayoría de los embajadores representa a tribus de EE.UU. (16), pero también están 2 de Nueva Zelanda, 2 de Samoa, 1 de la Amazonía del Perú y 1 boliviano.

¿Por qué se escogió a Ecuador?
Para ver lo que ha sucedido en la Amazonía con Chevron y cómo ha afectado a los pueblos indígenas...
Además, para crear vínculo entre pueblos indígenas del mundo, para aprender cómo están tratando sus problemas, especialmente el de la pérdida de tradiciones, valores, atuendos, idioma. Aparte de esto, queremos ver en  Ecuador el cambio de política que hay con la nueva Constitución y cómo adaptaron en ella los valores indígenas. Eso nos  interesa mucho como grupo.

¿Cuándo llegaron, cuál es la agenda que tienen, con quiénes se han reunido, qué han visto?
Vinimos el 16 de marzo y al siguiente día empezamos las actividades. Visitamos al ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño; Fenocin, Coordinadora Campesina Eloy Alfaro  y pueblos  indígenas.
También nos reunimos con el presidente del Parlamento Andino  y junto con la Cancillería hablamos del Buen Vivir, su concepto y cómo se aplica en Ecuador. Llegamos a un acuerdo para que se conozca lo que son los pueblos nativoamericanos del mundo, lo cual no se sabe mucho en Ecuador.
También hablamos del caso Chevron y se acordó que una delegación de 6 personas del grupo de 33 líderes de tribus viajará el próximo miércoles a la zona contaminada con petróleo, para tener una idea de lo que ocurrió y contarlo en nuestros países, en las tribus y los pueblos indígenas. En la selva amazónica hablaremos  con comunidades como la shuar, para ver cómo funcionan escuelas y organizaciones, para tener una idea del desarrollo que  puede haber dentro de una comunidad.

De lo que ha visto, ¿cuáles son los principales problemas que afrontan indígenas ecuatorianos y en qué coincide con problemas de indígenas de EE.UU. y el mundo?
Lo relacionado con  preservar  tradiciones es el problema común en todos los pueblos indígenas del mundo. Esto se da porque tienen problemas con las corporaciones que se toman los medios de producción y lo controlan todo.
Lo que no queremos ver es que se produzca algo así como que una recolonización que pueda darse con la globalización, porque lo que  pasa es que las corporaciones grandes de los países que tienen más fuerza están tratando de quitar poder a los grupos más pequeños al coger sus medios de producción.
Lo que queremos en un mundo global es hacer sentir la presencia indígena y los valores que tenemos, como el hecho de cuidar de la naturaleza,  estar en armonía.

Dentro de esos problemas que generan las corporaciones en los pueblos indígenas, ¿qué sabe de lo que dejó Chevron en Ecuador?
Hemos tenido acceso a documentos del caso Chevron. Sabemos que vino, contaminó, se fue y se lavó las manos. Nos gustaría poder crear algún tipo de acuerdo con esas corporaciones, para que haya parámetros a seguir, que respeten los derechos humanos y de la naturaleza, lo mismo que quisiéramos llevarlo a EE.UU. y a la ONU, para tratar de  aplicarlo, no solo a Chevron, sino a las grandes  corporaciones del mundo.

Reglas y leyes rígidas sí hay en  EE.UU. para controlar el proceder de las corporaciones, ¿pero qué le parece lo hecho por Chevron en Ecuador? ¿Cree que habría utilizado tecnología obsoleta en EE.UU. para ahorrar dinero y ganar más? ¿Qué opina de que indígenas de Sucumbíos y Orellana lo denunciaron?
Entendemos que hay ciertas leyes en Estados Unidos que son para empresas de este país, pero la idea es tratar de nosotros plantear, como indígenas, a la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  que haya una agencia internacional que sea la que regule, porque no se puede aplicar unos estándares en Estados Unidos, pero que esas mismas empresas vayan a otros países y apliquen otros estándares, por lo que queremos que sea algo internacional.

¿Qué medidas han adoptado frente a esos abusos dentro de sus propios territorios?
Lo que hemos hecho como grupo es luchar por cambiar políticas y leyes a nivel federal, para que las compañías no puedan hacer esto. En EE.UU., como Consejo de Tribus para los Recursos de Energía, por ejemplo, se logró  un acuerdo con el Gobierno Federal para crear sus propias leyes y reglas que tenían que seguir las corporaciones. Entonces, el acuerdo es que tenían que ser unos estándares que protegieran no solo a los pueblos indígenas, sino también a la naturaleza, proteger a un nivel más alto de lo que ya había puesto el Gobierno de Estados Unidos para las grandes corporaciones. Eso ayuda a que cada tribu se pueda organizar y crear, según sus necesidades, leyes y reglamentos para protegerse.

¿Qué le parece que, tras el daño, en vez de remediar, Chevron enjuicia a los abogados de los indígenas afectados bajo la ley RICO, creada en Nueva York para procesar mafiosos, a delincuentes organizados; y que el juez federal del Distrito Sur, Lewis Kaplan, falle a favor de la transnacional?
Nos parece terrible que algo así suceda. Por eso creemos que las tribus del mundo se deben unir y luchar juntas, darse  apoyo entre sí. Además, es importante compartir los valores, porque nos hemos dado cuenta de que, en el mundo, un concepto que todas las tribus y pueblos indígenas tenemos en común es el amor por la tierra, el respeto por la naturaleza.

¿Qué harán tras esta experiencia en Ecuador?
Al regresar a EE.UU. iremos al Gobierno a contar lo que aprendimos en Ecuador y hacerles conocer la opinión de las tribus y pueblos indígenas, de lo que ellos piensan respecto a proteger los derechos de la naturaleza del Ecuador, lo cual Estados Unidos y las grandes corporaciones también deben tomar en cuenta.
Además, iremos ante las Naciones Unidas para difundir este mensaje a diferentes organizaciones, para usar esto y la unión de todas las tribus como un arma en esta gran lucha.


Fuente: http://www.telegrafo.com.ec/noticias/informacion-general/item/una-agencia-internacional-deberia-regular-a-corporaciones.html

jueves, 20 de marzo de 2014

Campos de concentración para Japoneses


Los olvidados campos de concentración en los Estados Unidos de América

 Intolerancia racial en los Estados Unidos: “Japs (abreviatura para referirse a los japoneses) fuera de aquí, no sois queridos” o “largaos, esto es un vecindario blanco”
.
Seguramente los campos de concentración no eran ninguna novedad en los Estados Unidos de América antes de la llegada de la Segunda Guerra Mundial, entre otras cosas porque el trato y modo de actuación de los nuevos colonos hacia los nativos americanos y hacia los esclavos negros de África bien puede corresponder con el que se da en un lugar de este tipo. No obstante, cuando llegó la Segunda Guerra Mundial, y especialmente en el conflicto que se tenía con Japón, surgió un odio y un racismo extremo hacia la comunidad asiática, muchos de ellos ciudadanos estadounidenses.
El tradicional racismo existente en EE.UU. se ensañó especialmente con las personas de origen japonés que vivían en el país tras el ataque de Japón a la colonia de Hawai. Ataque que había sido provocado por el estrangulamiento económico al que sometieron los norteamericanos a la potencia nipona.(1)
La discriminación contra la gente de procedencia asiática, y su desprecio hacia ellas, era algo habitual. Dejándoles solo como posibles dedicaciones  laborales la venta en puestos ambulantes o en pequeñas tiendas. Aquellos que no habían nacido en Norteamérica no podían adquirir el derecho a ser ciudadanos estadounidenses y desde 1924, por el Acta de Orígenes Nacional, no se permitía la inmigración desde Japón.
Hacia 1940 había 127.000 personas de origen japonés, de las que 80.000 habían nacido en EE.UU., por lo que tenían esta nacionalidad.(2)
Desde la prensa se encendían los ánimos de la ciudadanía contra estas personas, indicando que eran traidores que ayudarían al enemigo a invadir América; a lo que llamaban “el peligro amarillo”. Tras el ataque a Pearl Harbour la histeria se extendió por toda la costa oeste, agitada por los venenosos mensajes lanzados desde los medios de comunicación. Un montón de falsedades, sin ninguna base real, fueron dichas. Se indicaban casos de sabotajes, que nunca ocurrieron, y se procedió al registro de miles de hogares con el fin de buscar alguna prueba que nunca se halló. No contentos con eso, desde el Congreso se llamó a llevarse a todas estas personas e internarlas en campos de concentración. El congresista Leland Ford indicó que si se negaban a ir a estos campos era una prueba de que eran realmente desleales.
Representantes públicos de California realizaron llamamientos al Gobierno de EE.UU. para que limpiase completamente su estado de los ciudadanos de origen japonés.
Finalmente, con la aprobación de la Orden ejecutiva 9066 por parte de F.D. Roosevelt, en febrero de 1942, el ejército llevó a campos de concentración situados en las  zonas desérticas del interior del país a unas 120.000 personas; de los que 42.000 habían nacido en EE.UU., siendo buena parte niños.(2) El general De Witt lanzaba estas declaraciones cargadas de racismo y de contenido absurdo:
La raza japonesa es una raza enemiga y mientras muchas segundas y terceras generaciones han nacido en EE.UU. y poseían la nacionalidad americana, y se habían “americanizado”, las características raciales permanecen.
…El mismo hecho que no se han producido sabotajes hasta la fecha es una indicación preocupante y confirmatoria de que tales acciones iban  a ser realizadas.(3)
Fueron evacuados en un tiempo máximo de 48 horas, provocando que muchos se aprovechasen de ello y se quedasen con las pertenencias de todas estas personas:
Fue realmente cruel y duro. Recoger y evacuar en 48 horas fue algo imposible. Viendo a madres completamente desconcertadas con sus hijos llorando por necesidad y negociantes aprovechándose y ofreciendo precios de robo, me dieron ganas de matar a los responsables de aquello sin el menor escrúpulo de mi corazón
Joseph Yoshisuke Kurihara .(3)
Las condiciones en los campos de concentración eran extremas, sometidos a privaciones y a los rigores más extremos del desierto. Muchos perecieron por falta de asistencia sanitaria. Los campos de concentración eran los siguientes:
 .
Amache (Granada), COLORADO
Abierto: 24 agosto, 1942.
Cerrado: 15 octubre, 1945.
Número máximo de presos: 7.318.
.
Gila River, ARIZONA
Abierto: 20 julio, 1942.
Cerrado: 10 noviembre, 1945.
Número máximo de presos: 13.348.
.
Heart Mountain, WYOMING
Abierto: 12 agosto, 1942.
Cerrado: 10 noviembre, 1945.
Número máximo de presos: 10.767.
.
Jerome, ARIZONA
Abierto: 6 octubre, 1942.
Cerrado: 30 junio, 1944.
Número máximo de presos: 8.497.
.
Manzanar, CALIFORNIA
Abierto: 21 marzo, 1942.
Cerrado: 21 noviembre, 1945.
Número máximo de presos 10.046.
.
Minidoka, IDAHO
Abierto: 10 agosto, 1942.
Cerrado: 28 octubre, 1945.
Número máximo de presos: 9.397.
.
Poston, ARIZONA
Abierto: 8 mayo, 1942.
Cerrado: 28 noviembre, 1945.
Número máximo de presos: 17.814.
.
Rohwer, ARIZONA
Abierto: 18 septiembre, 1942.
Cerrado: 30 noviembre, 1945.
Número máximo de presos: 8.475.
.
Topaz, UTAH
Abierto: 11 septiembre, 1942.
Cerrado: 31 octubre, 1945.
Número máximo de presos: 8.130.
.
Tule Lake, CALIFORNIA
Abierto: 27 mayo, 1942.
Cerrado: 20 marzo, 1946.
Número máximo de presos: 18.789.  (3)
 
Se les internó en los campos sin juicio ni condena legal. Sin embargo, la Corte Suprema, bajo el caso de Hirabayashi, sentenciaba que la evacuación a los campos de concentración era constitucional.  La Corte volvía a escribir otra página negra en su historial.(2)
A millares de internados les quitaron las tierras y sus negocios mientras estaban en los campos de  concentración, quedándose en la más absoluta pobreza a su salida, pero la Corte no dijo nada sobre esto.
 .
Notas:
(1)  Jacques Pauwels. Fall 1941. Pearl Harbor and the wars of Corporate America. Global Research. 11.12.2011.
(2) Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países.Libertarias. 2012.
(3)  World War Two, Japanese Internment Camps in the USA. World War Two Causes.  History on the Net Shop.
¿Errata en el texto? Por favor, selecciónela y presione Shift + E o pinche aquí para informarnos. Gracias por anticipado

martes, 18 de marzo de 2014

Petróleo, sangre de los imperios

Marco Dávila


“Ningún país del Caribe o latinoamericano debería importarle combustible a Europa, ¿por qué? Si Latinoamérica tiene, entre ellos, a Venezuela con inmensos recursos energéticos, ¿por qué Venezuela va a seguir exportándoles a los países desarrollados 2,5 millones de barriles de petróleo crudo al día: igual que hace 500 años se llevaban la materia prima, hoy se la siguen llevando de la misma manera?”
–Hugo Chávez

En un artículo dedicado a Nelson Mandela, diciembre 18 de 2013, 8 y 35 p.m., Fidel Castro escribe: “Millones de científicos investigan materias y radiaciones en la Tierra y el espacio; por ellos se conoce que Titán, una de las lunas de Saturno, acumuló 40 —cuarenta— veces más petróleo que el existente en nuestro planeta cuando comenzó la explotación de este hace apenas 125 años, y al ritmo actual de consumo durará apenas un siglo más”.
Con la reciente privatización de los energéticos mexicanos, se le ha vuelto a abrir la puerta a las transnacionales del petróleo como Shell, BP, ExxonMobil, Chevron… Estas grandes compañías no son cualquier cosa: tienen tanto poder económico que superan al producto interno bruto (PIB) de varios países; cuentan con respaldo de sus gobiernos; concentran una enorme capacidad para cabildear a su favor y corromper autoridades, y la historia misma demuestra que no son del tipo que se tienta el corazón para matar a quien les estorba. Por lo que la izquierda ya tiene un obstáculo más en el largo camino de la regeneración nacional.
Estas transnacionales del petróleo, que ahora regresarán como si nada, fueron las mismas que no supieron obedecer al tribunal más alto de la nación; fueron las mismas que, con la bendición de sus respectivos gobiernos (Inglaterra, EE.UU. y Holanda), boicotearon económicamente a México enseguida de la expropiación petrolera de 1938.
Si Fidel Castro está en lo correcto —cosa muy probable— y el petróleo del mundo, a este paso, se acabará dentro de cien años, una de las preguntas que debemos hacernos es: ¿Con la reciente privatización de los energéticos, somos ya de plano un país satélite más en la lista de países satélite de Estados Unidos?
México será un país satélite de EE.UU. si el pueblo no logra barrer con los apátridas que se dedican a tratar de revertir todo lo que se ha ganado con sangre y sudor (1810, 1910, 1917, 1938); si no logra acabar con el ridículo sistema de ese puñado de partidos de derecha disfrazados de “nacionalistas”, “revolucionarios”, “democráticos”, “medioambientalistas”; si no logra implantar un gobierno plenamente nacionalista, que sea capaz de industrializar al país en vez de andar contribuyendo a la seguridad energética de los EE.UU.; si no logra que los energéticos sean parte de una estrategia nacional de largo plazo que vele por las futuras generaciones, el desarrollo del país y los intereses de las mayorías.
Se ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

lunes, 10 de marzo de 2014

"Gobierno estadounidense pensaba que el proceso dependía sólo de Chávez"

6 Mar. 2014 - Al cumplirse el primer año del paso a la inmortalidad del fundador de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, el periodista y conductor del programa La Brújula del Sur, Ernesto J. Navarro (EJN) al comenzar la mañana, conversó brevemente vía telefónica con el profesor universitario James Petras, analista de temas internacionales.

Dentro del homenaje al Comandante Chávez y en “Sálvese quien pueda”, acostumbrada sección de cierre de esta producción donde Navarro comparte con el colega periodista Marcos Salgado, un sueño fue el abreboca de la conversa.

Directo al tema

Hoy se cumple un año de la desaparición física del Comandante Hugo Chávez. De entrada y luego de recibir el saludo del profesor estadounidense James Petras (JP), el moderador de la producción transmitida para Alba Ciudad 96.3 FM, comenzó la conversación preguntándole 

EJN: ¿El gobierno de Estados Unidos pensó que sin Chávez se acabaría la Revolución Bolivariana?
JP: Sí, tenían la esperanza de que el proceso en Venezuela dependía solo de una persona, personalizar a todo el proceso, complejo, masificado, como si era simple de las manos del presidente Chávez y todo funcionaba. Obviamente los funcionarios están desencantados porque ya pueden ver claramente que el presidente Maduro, continúa las obras del presidente Chávez, el Pueblo venezolano sigue trabajando, apoyando el proceso y no hay ninugún cambio en la continuidad de los procesos de transformación.

A pesar de hablar sobre la paz sigue tratgándo a desgastar y desestabilizar el Gobierno (venezolano) a partir a partir de la utilización de una doble política.

Una es entrar en la competencia electoral para hacer propaganda y el otro es utilizar la vía armada, la vía de violencia en la calle. Es un doble juego de uno y el otro complementario. Si pierden elecciones, juegan la carta de la calle y la política de confrontación. Si avanzan en el proceso electoral, simplemente capitalizan la institucionalidad para seguir el trabajo negativo y poco constructivo.

EJN: Profesor, ¿Quién fue Hugo Chávez para el gobierno de los Estados Unidos?
JP: Hay que distinguir entre dos aspectos; la parte gobernante muy fue hostil porque Chávez representaba una alternativa positiva frente a la crisis económica, la capacidad de combinar recuperación con mejoras sociales, en salud, en educación, en mercados públicos, precios subvencionados y solidaridad con los países pobres de El Caribe; y frente a Washintong, que está recortando los presupuestos sociales, bajando los gastos sociales, subvencionando Waltl Strett, obviamente Chávez representa la esperanza para los norteamericanos que pensaban que podrían avanzar en la economía a partir de un Estado de bienestar social.

El otro problema que Washintong tiene con Chávez, es que presentó un Proyecto de Integración centrado en América Latina y no centrado en los Estados Unidos de norteamérica. El liderazgo de Chávez sobre el Proyecto de Integración Latinoamericana también provocó aquí (EE.UU.) el odio entre las capas dominantes y tercero, la nacionalización del petróleo, la inversión en empresas públicas también choca con la orientación privatizadora de los gobernantes que siempre buscan a entregar a empresas y proyectos públicos al sector privados para que puedan maximizar las utilidades.

Hay muchas y malas razones por qué Washintong le tiene un odio al presidente Chávez, porque nos lo muestra en una sombra negativa.

A solicitud de Ernesto J. Navarro, Petras recordó cómo conoció al Comandante Chávez.

JP: Asistimos en una Conferencia en País, la primera vez, hace varios años atrás, creo que era el año 2001, antes del golpe (en Venezuela, 11.04.2002). Conversamos. Me contaba de sus proyectos y discutimos la posibilidad de combinar mejores relaciones con Estados Unidos y creo que lo que pasa es que él tenía miedo de la intervención nortemaricana pero siempre confiaba en el respaldo popular. 

Despúes nos encontramos en Caracas durante varios foros y fuimos al Palacio de Gobierno a conversar sobre proyectos del desarrollo y cómo mejorar las relaciones internacionales en todo el mundo, más allá de América Latina hacia el norte, y Chávez estaba muy abierto a subvencionar energía para sectores pobres en Estados Unidos y me preguntaba sobre el Bronx, Nueva York y otros sitios donde sufren el frío durante estos inviernos pésimos, y en genral, más allá de la política. 

Chávez me impactó como ser humano, muy caluroso, con un gran compromiso con su familia y los pobres, y me parecía un hombre abierto a una lectura cuando me entregó un libro en 2001; despúes conversamos y me hizo un comentario muy inteligente y agudo sobre el libro porque leía y estudiaba mucho, tomando apuntes y me parecía una persona muy plena y muy integral, indicó.

A través de La brújula del Sur se escuchó la opinión del analista internacional en referencia a este año de sembrado el Comandante Eterno y cómo ve desde el exterior, la Revolución Bolivariana.
JP: Sigue avanzando con algunos problemas, principalmente las campañas de la oposición utilizando todas las tácticas para desgastar al proceso. Creo que el Gobierno está tomando las medidas necesarias para proteger el proceso y la democracia, los avances sociales y también está tratando de rectificar algunos problemas con la inflación y la inseguridad (personal) por la delincuencia. 

El proceso en Venezuela está en una etapa de profundizarse y eso me parece muy importante terminar con la corrupción y burocratización para frenar los asaltos desde afuera y de la clase alta y los matones adentro.

Petras para finalizar su participación aseveró que siempre tiene grandes recuerdos del Comandante Chávez y siempre está al lado de la Revolución Venezolana.

JAMES PETRAS PIDE CÁRCEL PARA LEOPOLDO LÓPEZ POR INCITAR AL GOLPE DE ESTADO EN VENEZUELA


“Hay dos ejemplos en el tratamiento con oposiciones violentas. El caso de (Salvador) Allende en Chile, que toleró la oposición violenta hasta que dieron el golpe de Estado; y la otra es la respuesta de Fidel Castro en Cuba frente a los ataques violentos, que terminó quebrando la espalda al terrorismo y consolidó la revolución”, recordó el sociólogo norteamericano James Petras al analizar en CX36 (*) lo que está pasando en Venezuela. En ese sentido dijo que “o se rompe la cabeza de esta oposición para permitir la democracia o peligra que pase en Venezuela lo que pasó en Chile y otros países democráticos, que toleraron demasiado. Y las consecuencias de un golpe en Venezuela son terroríficas, porque lo que llaman fascistas van a lanzar una purga masiva y sangrienta. Yo prefiero 300 terroristas encarcelados que 30.000 militantes y pobres muertos”. En la oportunidad, Petras también analizó el fracaso de las negociaciones por la paz en Siria, la visita del presidente François Hollande a Estados Unidos y el creciente apoyo al levantamiento del bloqueo estadounidense a Cuba. A continuación transcribimos el análisis que Usted puede escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/james-petras-pide-carcel-para-leopoldo-lopez-por-audios-mp3_rf_2841456_1.html

Héctor Vicente: Estamos en contacto con el compañero Profesor y Sociólogo James Petras. Buenas tardes, ¿cómo está?
James Petras: Estamos muy bien.

HV: Hoy queríamos comenzar con la situación en Venezuela. Hoy, se reunió aquí en Montevideo la Mesa Directiva del Parlasur (Parlamento del Mercosur); y allí el presidente uruguayo José Mujica dijo que “hay un caldo de cultivo muy embromado en Venezuela” y la declaración aprobada lamenta “la escalada de violencia que se desató en el país” y exhortan al diálogo para terminar con la violencia. ¿Quçe reflexión le merecen estas declaraciones?
JP: Bueno, el diálogo siempre es buena idea siempre que los interlocutores de la oposición dejen la violencia y los esfuerzos de provocar un golpe de Estado. Hay una oposición que funciona dentro de la Constitución, respeta la Ley y el proceso político, y uno puede pensar en el diálogo con ellos, para ver como tranquilizar el país y resolver algunos problemas.
Pero cuando tratas con terroristas que actúan con cócteles molotov, que queman edificios y patrulleros, es el momento de aplicar la Ley. Es el momento de encarcelar a lso violentos a los terroristas.
En ese sentido, creo que Mujica tiene que tomar en cuenta con quién va a dialogar, porque si en Uruguay empieza un sector de la derecha a quemar los campos de cultivos, si entran al Palacio de gobierno tirando cócteles molotov, estoy seguro que él va a llamar al ejército o la policía, para encarcelar a los terroristas.
Entonces podríamos decir que Mujica tiene –como siempre- la mitad de la verdad y la racionalidad, cuando pide al gobierno que abra un diálogo con la oposición. Pero, hay que distinguir entre oposición constitucional y oposición terrorista.

HV: En las últimas horas el gobierno venezolano denunció con pruebas concretas la injerencia de Estados Unidos en su país y expulsó a tres funcionarios diplomáticos de la Embajada de EE.UU. en Caracas.
JP: Este, es un acto con bases fundamentales, porque los acusados han funcionado en las universidades como asesores y financistas del sector más violento de los manifestantes. No funcionan como diplomáticos, están funcionando como asesores del terrorismo.
Creo que el hecho de que Washington de forma abierta y descarada esté interviniendo en marchas y protestas es una clara razón para expulsarlos. Por eso creo que Washington quería provocar la expulsión,  ellos están buscando volver a romper las relaciones con Venezuela porque están en la onda del golpe, y quieren tener en ese caso un campo abierto de colaboración con los terroristas.
En el mismo momento oque las expulsiones estaban en camino, el Secretario de Estado norteamericano, el canciller John Kerry, salió a defender a Leopoldo López que es el cabecilla del grupo opositor más violento, “Voluntad popular” se llama. Este grupo estaba incitando a tomar el control de las calles  e incitaba a la violencia, abiertamente declararon que van a tumbar al gobierno y a eliminar los proceso electorales.
L próxima etapa es mañana martes,  para cuando este señor Leopoldo López está convocando a una marcha para entregarse a las autoridades. Pero este es otro pretexto. Porque él quiere tener respaldo en las calles en el momento en que se entregue.
El señor Leopoldo López es un doble entreguista: primero se entregó a Washington y ahora quiere poner frente a los violentos su entrega al gobierno venezolano para provocar más violencia. Esta forma de entregarse, culminando una marcha, me parece una enorme provocación, porque él quiere presentarse como mártir con respaldo popular.
Creo que es una maniobra muy peligrosa de este señor, que es un agente violento de los peores sectores de los representantes de Estados Unidos. Leopoldo López es un terrorista con ningún antecedente democrático, es un personaje que busca la provocación y mañana actos de violencia, en el momento que Washington aumenta la tensión. Washington está lanzando una campaña en este momento considerando a Leopoldo López como un líder de la oposición, es un pretexto que debemos desenmascarar. Mañanas martes es un día decisivo para los violentos y los norteamericanos.

HV: Campaña que se desarrolla en las calles y también en los medios de difusión, porque han denunciado también desde el gobierno de Venezuela la tergiversación, la manipulación mediática, incluso utilizando fotos trucadas.
JP: Si, el gobierno debe intervenir en los medios. Ningún gobierno puede tolerar medios de comunicación fomentando abierta y descaradamente el terrorismo. No creo que ningún gobierno, europeo, norteamericano, de ningún lado, podría tolerar medios vinculados a poderes subversivos –internos y externos- y que están en la primera línea para incitar un golpe de Estado.
Deben intervenir los medios en seguida y deben encarcelar a López antes de la marcha y no después cuando ya movilizó a toda la canallada en Caracas.

HV: Se publicó una encuesta realizada por Atlantic Council que revela que el 57% de los estadounidenses está a favor de normalizar las relaciones con Cuba y se afirma que en el Capitolio, hay un grupo bipartidista que está trabajando en revisar esta política hacia Cuba e impulsar políticas que alivien el bloqueo. 
JP: Bueno, quiero sumar otro hecho trascendente, que es una encuesta realizada en Florida donde reside la mayoría de los habitantes de origen cubano, de ella surgió que el 62% está a favor de abrir relaciones con Cuba.
Es decir, la justificación utilizada por muchos comentaristas respecto a que el lobby de exiliados cubanos es la razón de la política hostil contra Cuba; ya no es así. Ahora, incluso la gran mayoría de los exiliados cubanos está a favor de entablar el relacionamiento con Cuba, entonces quedan con esa posición los Obama, los derechistas de la Casa Blanca y en sectores de ultraderecha, con la minoría de cubanos extremistas.
Quiero enfatizar que para muchos cubanos en Florida, es muy importante tener acceso a Cuba pro las oportunidades para negocios, viajes, relaciones familiares, son muy fuertes. Únicamente un residuo derechista queda en la oposición, la nueva generación quiere volver y conocer el país; los hombres de negocios quieren volver a formar asociaciones con empresas cubanas; sectores norteamericanos que tienen interés de mejorar relaciones con América Latina también están a favor; diplomáticos que entienden que la política norteamericana queda en minoría de 3 contra 390 países también buscan terminar con el bloqueo. Pero el principal obstáculo en este momento es la Casa Blanca y el señor ultra reaccionario, Barack Obama.

HV: En ese marco, se supo que los ministros de Exteriores de la Unión Europea mandataron a la Comisión para que negocie un acuerdo político con el Gobierno de Raúl Castro.
JP: es parte de la ola europea, de los hombres de negocios, los sectores mínimamente democráticos, que entienden que el bloque es ilegal, contraproducente, que hay cambios en Cuba hacia mejores perspectivas para los inversionistas, para el funcionamiento del mercado, de apertura política. O sea, un conjunto de factores para los sectores más iluminados que hacen que sea un momento de insertarse.
Ahora, la idea no es exactamente altruista, no podemos decir que es progresista. Ellos quieren ahora mejorar las relaciones para influir en el proceso de apertura del mercado, quieren aprovechar la introducción de inversiones privadas para ver si pueden utilizarlas para cambiar el régimen.
Del otro lado, el gobierno cubano les dice bienvenidas a las nuevas relaciones, porque ellos tienen confianza en el respaldo popular para limitar los cambios en el marco socialista.
En todo caso, nosotros subrayamos otro factor. La Casa Blanca de Washington queda desnuda, ni sus aliados más cercanos en Europa como Francia, Alemania e Inglaterra, están dispuestos a mantener la política actual. Otra vez podemos decir que Obama queda otra vez aislado con su política intransigente.
Otra cosa más. Creo una de las razones por las que Washington no está tomando en cuenta las mayorías a favor de las relaciones con Cuba; porque está preparando el golpe en Venezuela y sabe que Cuba es  el mejor defensor de Venezuela y su proceso democrático. Entonces no quieren mejorar las relaciones con Cuba al mismo tiempo oque están tratando de derrocar al gobierno venezolano, quieren mantener a Cuba a la distancia para facilitar su intromisión en Venezuela.
Esa es la razón. Vinculan a Cuba con Venezuela y por eso, como están confrontando a Venezuela no quieren mejorar la situación con Cuba.

HV: El primer ministro israelí viene a América Latina; Benjamin Netanyahu  anunció que visitará México y Colombia.
JP: Hace tiempo que Israel está asesorando los Escuadrones de la Muerte en Colombia. Agentes del Mossad entrenaron a los paramilitares, hay confesiones de ex agentes del Mosasad que estuvieron muchos años en Colombia trabajando con el ejército y los paramilitares, e introduciendo nuevos sistemas tecnológicos para ubicar a los guerrilleros y los insurgentes.  Es normal que Colombia sea una parada muy importante.
Ahora en México también los sionistas tienen mucho poder. Recuerdo que hace unos años, cuando era columnista del periódico La Jornada, y cuando escribí un artículo criticando a Israel y a los sionistas como influyentes, los editores del periódico supuestamente progresista me avisaron que eso no podían publicar sobre el sionismo; incluso movilizaron columnistas supuestamente progresistas para criticarme. Y en poco tiempo con algunas provocaciones, terminaron mi columna.
Cuando averigüé con otras personas porqué terminaron mi columna me entré que el embajador de Israel tenía acceso a la editora del periódico.  

HV: ¡Se terminó la libertad de prensa!
JP: Bueno, es todo relativo.
Los israelitas tienen un acceso incluso en los sectores progresistas de la prensa en México. Es un indicador del poder que ejercen los sionistas en México.

HV: Y además se recuerda que Israel fue invitado como observador en la Alianza del Pacífico.
JP: Si, es normal, porque ellos buscan entrar a todos los mercados para vender armas. Es uno de los principales exportadores de armas en el mundo especialmente un pequeño país que se especializa en drones y otros instrumentos de guerra. Entonces siempre buscan nuevos mercados.
Le agrego una cosa curiosa. Israel que siempre está al lado de Estados Unidos, es uno de los tres países que apoya el bloque a Cuba, no lo cumple. Israel tiene inversiones y comercio con Cuba a pesar de tomar posiciones junto a Washington a favor del bloque.

HV: El presidente francés François Hollande visita Estados Unidos, recibió un muy buen trato y firmó con Barack Obama una alianza para actuar en Siria y en Irán.
JP: Si, Hollande es de tradición francesa de social imperialismo. No hay que olvidarse de que los llamados socialistas franceses que estaban involucrados en los gobiernos de Indochina y Vietnam, por muchos años, destruyendo aldeas y quemando pueblos. Estuvieron en Argelia por muchos años tratando de destruir el Movimiento de Liberación Nacional; cuando los socialistas dejaron de gobernar llegó (Charles) De Gaulle al poder, firmaron el acuerdo para liberar Argelia.
Hay que tomar en cuenta que el socialismo francés tiene una larga historia de apoyar el colonialismo, el imperialismo; ye este gobierno de Hollande no es una excepción: está en por lo menos cuatro guerras, en dos está activamente con tripas; en África esta involucrado en Libia; está involucrado en Siria.
Hollande es un guerrerista de la misma tanda que Obama, por eso tienen mucho en común, son masacradotes, intervencionistas. Y cuando uno habla de esto debe tomar en cuenta que en Francia, la popularidad de Hollande ha caído al 20%, es decir que el 80% rechaza su gobierno y creo que es un indicio de que cuanto menos apoyo interno, más abrazos con sus socios externos para mantener el régimen. Pero las guerras externas están con poco apoyo interno y ese es el dilema que tiene hoy Hollande.
Cuanto más busca abrazarse a Washington, menos apoyo interno tiene. No se si va a terminar su Presidencia en esta situación.

HV: Incluso Francia fue el primer país en sumarse cuando Obama dijo que había que intervenir en Siria.
JP: Si, no sólo sumarse, sin oque después lo criticaron cuando no tiró las bombas. Es decir, los socialistas franceses quedaron a la derecha del Congreso norteamericano, cuando los congresistas norteamericanos incluso el Parlamento inglés rechazaron un nuevo bombardeo, esta vez a Siria, los franceses seguían apoyando un ataque frontal militar de los países de la OTAN.

HV: Se logró fijar una reunión entre las dos Coreas para el 20 y el 25 de febrero; algo que hace muco no se daba.
JP: Hace muchos años que no se da, las dos Coreas tiene mucho en común, los pueblos coreanos sienten una unidad nacional, cultural y familiar más allá de las diferencias ideológicas y políticas. Lo que esta frenando esta reconciliación son las bases militares norteamericanas. Y cada vez que las naciones se acercan, Washington lanza ejercicios provocativos contra Corea del Norte para perjudicar ese acercamiento.
Corea del Norte está a favor de entablar negociaciones para terminar el bloqueo, la división, y cada vez que se pronuncian a favor Washington busca alguna provocación, como poner los barcos de guerra en la frontera marítima o cualquier otro tipo de provocación.
Yo creo que si Estados Unidos dejara de presionar a Corea del Sur, por lo menos se darían los primeros pasos hacia una negociación satisfactoria.

HV: Bueno, como siempre le pedimos nos comente en qué temas está trabajando Usted en estos días.
JP: Bueno, el único que tema que nos queda porque estoy trabajando en la situación de Venezuela, que ya hemos tocado; pero el otro tema es el fracaso de las reuniones en Ginebra entre el gobierno de Siria y la oposición.
Los medios de comunicación en el mundo occidental culparon al gobierno de Bashar Al Assad del fracaso, pero si uno analiza cuidadosamente, se podría decir que la principal razón por el fracaso es que la oposición primero no está unida, incluso tumbaron al general del supuesto ejército opositor; están fragmentados en docenas de grupos y hay un auge de los terroristas de Al Qaeda, en consecuencia no tienen una línea coherente.
En segundo lugar, Washington no quiere una solución, busca continuar la guerra y tumbar al gobierno, lo mismo que Arabia Saudita.
Entonces cuando el gobierno sirio ofrece terminar con la violencia, permitir un cese al fuego, la oposición no puede aceptar porque no controla las propias fuerzas y en segundo lugar, ellos simplemente están negociando para tumbar al gobierno. Y eso no se puede negociar.
Se pueden tomar medidas preliminares, crear un ambiente para una elección.
El gobierno de Siria tiene una posición muy correcta, dice que la oposición ni las presiones externas pueden imponer un gobierno porque al final de cuentas es una decisión de los sirios, y una decisión de los sirios puede darse cuando haya fin de la violencia y el país esté en condiciones de presentar candidatos libremente y así decidir quién va a gobernar, a partir de proceso electorales.

HV: Es como lo que hablábamos antes de Venezuela, uno no puede sentarse a negociar con alguien que tiene una granda en la mano y con la disposición de agredir en cualquier momento.
JP: Es absurdo. Yo creo que el gobierno debe actuar con más energía, es imposible penar que terroristas de este alcance podrían funcionar en cualquier país democrático. Yo no conozco ningún gobernante que pueda permitir cócteles molotov y considerarlos oposición pacífica democrática. Es la gran mentira de Washington, la gran mentira de la BBC del New York Times, llamarla oposición pacífica democrática.
Creo que es demasiada light la respuesta de Nicolás Maduro, demasiado tolerante. Debemos recordar que hay dos ejemplos en el tratamiento con oposiciones violentas. El caso de (Salvador) Allende en Chile, que toleró la oposición violenta hasta que dieron el golpe de Estado; y la otra es la respuesta de Fidel Castro en Cuba frente a los ataques violentos, que terminó quebrando la espalda al terrorismo y consolidó la revolución.
Creo lo mismo, o se rompe la cabeza de esta oposición para permitir la democracia o peligra que pase en Venezuela lo que pasó en Chile y otros países democráticos, que toleraron demasiado. Y las consecuencias de un golpe en Venezuela son terroríficas, porque lo que llaman fascistas van a lanzar una purga masiva y sangrienta. Yo prefiero 300 terroristas encarcelados que 30.000 militantes y pobres muertos.

HV: Mañana es un día clave por lo que suceda en esa marcha.
JP: Si, creo que podemos esperar ver  un teatro de violencia, la entrega de López es simplemente el detonante para la confrontación. Ellos quieren ver sangre en las calles para una escalada violenta. Creo que estamos a la puerta de una gran confrontación.

HV: Petras le mando un gran abrazo, muchas gracias y nos encontramos el lunes.
JP: Un abrazo y saludo a la audiencia.


(*) Por encontrarse en California, hasta el 25 de febrero el Análisis de James Petras que se emite en vivo los lunes en CX36, sale a las 15:30 horas (local). Escúchelo en vivo en el 1250AM del dial uruguayo o por www.radio36.com.uy