jueves, 27 de febrero de 2014

Victoria sindical en la mina El Coronel


El viernes 21 de febrero ocurrió un hecho de gran importancia para la clase obrera mexicana: el recuento en la mina El Coronel, en el estado de Zacatecas, fue ganado ampliamente por el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, siendo derrotado el sindicato blanco que lleva el folclórico nombre de Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Don Napoleón Gómez Sada, que dirige el agente patronal Carlos Pavón, más conocido por el simpático mote de La Marrana.Antes y durante la fecha señalada se desarrolló una intensa y extensa campaña sucia por parte de la empresa y sus paniaguados, la realización de actos reprobables y la compra descarada de votos. No obstante, estas medidas fracasaron y, como dice el Frente Social por la Soberanía Nacional, del estado de Zacatecas, “pesó más la conciencia de clase y la unidad de los trabajadores mineros para defender sus derechos laborales y los de sus familias”.
Y agrega la organización de frente único: “Por todo lo anterior el FSSP extiende el más amplio reconocimiento y la solidaridad fraternal, puesto que estos trabajadores han demostrado a toda la clase trabajadora mexicana que con decisión, independencia, unidad y democracia, se pueden sacudir a los sindicatos blancos (charros) y por tanto les da la más fraternal bienvenida a nuestras filas”.
Por su parte, el SNTMMSSRM planteó el 21 de febrero: “Los trabajadores de la mina El Coronel de Zacatecas y el Sindicato Nacional de Mineros que dirige el compañero Napoleón Gómez Urrutia, obtuvimos un triunfo contundente en el recuento sindical efectuado hoy viernes 21 de febrero de 2014 en dicho centro de trabajo, con lo cual se reafirmaron la independencia y la libertad sindical y el derecho irrestricto de los trabajadores a escoger al sindicato que los represente.
“Esta fue una clara muestra de democracia sindical, ejercida por los compañeros trabajadores de la mina El Coronel, a pesar de las carretadas de dinero, amenazas y mentiras [que] los pocos seguidores de Carlos Pavón, ‘la Marrana’, derramaron antes del proceso de recuento, para torcer el que se apuntaba sin duda como un claro triunfo del Sindicato Nacional de Mineros. La CROC y ‘la Marrana’ Pavón unieron sus votos a última hora, igual que representantes desperdigados de la CTM, a pesar de lo cual fueron rebasados limpiamente por los adherentes al Sindicato Nacional de Mineros que dirige el compañero Napoleón Gómez Urrutia.
“La votación comenzó a las 7:00 horas am de hoy y se cerró a las 15:30 horas, en un proceso de absoluto orden y respeto. Fue una elección libre donde estuvieron presentes los 3 niveles de gobierno, representantes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y de la empresa Minera Frisco, que preside Carlos Slim y es la segunda productora de oro del país. Hubo acatamiento a los lineamientos del acuerdo por el cual se efectuó este recuento”.
Acompañaron a los compañeros mineros, Jim Robinson y Erik Alcántar, del Distrito 7 del sindicato internacional United Steelworkers, que agrupa a un millón de miembros en Estados Unidos, Canadá y el Caribe; Ben Davis, Director de Relaciones Internacionales del United Steelworkers; Lorraine Clewer y Molly McCoy de la Federación Americana del Trabajo, AFL-CIO; Ben Cokelet y un equipo de la agrupación PODER; Julia Quiñones, del CFO de Ciudad Acuña, Coahuila, y representantes de las Secciones 304 de Peñasquito y 201 de Sombrerete, del Sindicato Minero, ambas de Zacatecas.
Los trabajadores contaron con la solidaridad de las comunidades aledañas a la mina, así como de los órganos de gobierno del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros.
Para la clase obrera mexicana el triunfo del auténtico sindicato minero-metalúrgico, constituye, como el amparo otorgado al Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México, una victoria para el conjunto del movimiento sindical, que enfrenta en estos tiempos la apatronada Ley Federal del Trabajo, las modificaciones constitucionales y legales que representan, en toda la línea, la destrucción de los aspectos progresivos y avanzados de la anterior legislación laboral que imperaba en México. Cabe esperar que el recuento en la mina El Coronel sea un precedente positivo de otros recuentos indispensables en otras minas y fábricas. De producirse éstos en condiciones democráticas, los trabajadores, de seguro, optarán por el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Se ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario