martes, 24 de diciembre de 2013

Paz en las trincheras: la tregua de Navidad 1914

Se trata de uno de los episodios mas conmovedores e injustos en la historia de las navidades. En medio de una guerra entre potencias, quienes arriesgan la vida son personas sencillas. La Primera Guerra Mundial (IGM) es el conflicto mas reconocido entre los eventos bélicos absurdos del siglo XX. Al menos en territorio occidental.

    Las causas de la IGM son sumamente complejas, aunque oficialmente se utiliza el asesinato del archiduque Francisco Fernando (quien se convirtió en heredero del imperio Austro - Húngaro tras la sospechosa muerte del heredero Rodolfo de Habsburgo) como causa del conflicto, se sostenía que la supremacía europea sería debatida tras la Unificación Alemana en  1871. Además se debe sumar que no solamente surgió el Imperio Alemán, ya que el poderío de Bélgica alteró el panorama de alianzas del siglo XX. El concierto europeo surgió entonces, naciones como Gran Bretaña, Alemania, Francia, Bélgica, Holanda, el imperio Austro Húngaro (en decadencia) y la unificación de Italia. 

     La búsqueda del poderío económico y financiero causaron la IGM, pero detrás de todo esto quien lucha en el campo era el hombre quien ingenuamente cayó en los discursos de la gente que ostenta el poder. Por supuesto, ni siquiera la élite militar mete las manos si no hasta que sea estrictamente necesario. En medio de ello surge la IGM. 

    Diez millones de hombres murieron, ya fuera por batalla o por las condiciones crudas de las trincheras, el espíritu humano prevalece. El día de navidad de 1914, las tropas alemanas e inglesas en Ypres, al norte de Bélgica. Fue uno de los momentos más Humanos de la historia, ya que los soldados se negaron a asesinarse los unos a los otros bajo el canto de Noche de Paz. El amnisticio informal no fue de agrado del alto comando británico, quienes presionaron a sus soldados para poner fin a la tregua.

    Aunque al final la tregua terminó, lo cierto es que es uno de los ejemplos de espíritu humano que busca que la paz y la vida prevalezcan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario