sábado, 16 de noviembre de 2013

EU: Entre la conspiración y la estupidez

 Acarrean agua a su molino los adversarios de Obama por James Petras

Las revelaciones de (Edward) Snowden -ex miembro de la Agencia de Seguridad Nacional del gobierno los Estados Unidos- y el impacto de los  documentos filtrados, han sido muy grandes y han afectado todas las relaciones internacionales. 
En el interior, ese demoledor impacto ha causado gran daño al prestigio y la confianza en el gobierno norteamericano. Además, ha provocado descontento, críticas, investigaciones, e incluso una marcha en Washington la semana pasada. 
Ahora, uno tiene que pensar: ¿Por qué las revelaciones de una sola persona han tenido tanto impacto? ¿Cómo es que un gobierno que controla e influye en los medios de comunicación masiva; un gobierno que ha hecho cuatro guerras seguidas; un gobierno que ha montado una gran red de espionaje, está cayendo tan desaprensivamente en esta coyuntura?

Potenciales beneficiarios actúan desde las tinieblas 

Las revelaciones de Snowden tienen enorme impacto, porque hay otras fuerzas más grandes que está utilizando estas revelaciones para desgastar al gobierno. Y uno se pregunta: ¿Quiénes y cuáles son esas fuerzas? ¿Por qué no aparecen abiertamente? 
Yo tengo varias hipótesis: Un sector importante del Ejército ha tomado posiciones críticas a las guerras, a la infiltración de las Fuerzas Armadas y hacia el gobierno de Obama. No hay que olvidar que Obama ha insertado al Ejército en varios conflictos que no han tenido éxito, tanto en Irak y Afganistán, como en las intervenciones en Libia y otras partes. 
Eso le ha costado mucho al aparato militar en pérdida de soldados, en desprestigio y una situación de constante presión por los grupos sionistas en el gobierno. Tienen, pues, interés en que el gobierno se debilite. 
Otra posibilidad, es que un sector capitalista esté también contra la constante guerra y desestabilización de potenciales socios en lugares donde agencias gubernamentales están involucradas, como en los países petroleros del Medio Oriente. 

Aliados europeos hartos; se desvinculan de EEUU 

En todo caso, hay una tercera posibilidad: Que los gobernantes de Europa sientan ya que necesitan mayor independencia frente a las constantes presiones norteamericanas y se aprovechen de estas revelaciones para mostrar su descontento y desvincularse de EEUU. Si juntamos todo ese entramado de fuerzas: Gobernantes supuestamente aliados descontentos, militares reticentes a involucrarse en nuevas guerras, y el sector capitalista preocupado por sus socios externos, podríamos decir que el efecto Snowdenno es simplemente por sus revelaciones, sino la reacción de opositores subterráneos, que ahora aparecen indignados, descontentos, críticos. 
Esas fuerzas, activas, se están beneficiando, porque en este momento Obama no puede lanzar una guerra contra Siria. Primero, porque diplomáticamente EEUU muy jaqueadopor las propuestas rusas y el reacomodo sirio. Siria ha entregado con anticipación todos los datos sobre las armas químicas. 

Nadie quiere entregar Siria a los terroristas 

La oposición al gobierno de Siria está dominada por los extremistas, pero no hay ningún gobierno dispuesto a intervenir y facilitar el poder a los grupos terroristas. 
Más allá de esa circunstancia adversa, aparece el fenómeno de la migración hacia Europa. El terrorismo en Libia está forzando a cientos de miles de personas a salir del país. Todos los migrantes muertos en el Mediterráneo italiano, provienen de Libia. 
Esa es otra razón para que los gobernantes en Europa no tengan disposición para lanzar otra guerra, generar más inmigrantes, más daño, más problemas y más víctimas humanas. Hasta el Papa denunció ya el drama de los inmigrantes. Por estas razones,  el gobierno desgastado de Obama no está en posición de lanzarse a la aventura de una escalada en la guerra contra Siria. 
Resulta claro que Israel está empujando a EEUU a lanzarse a la guerra y romper las negociaciones con Irán. Busca además distraer la opinión internacional para avanzar en su anexión de los territorios palestinos. 

Sabemos que el Mossad ha estado involucrado en muchos acontecimientos que perjudican a EEUU. Hasta la CIA nombra a Israel como el país más agresivo en el espionaje contra EEUU. 
Los israelitas se involucraron en la provocación de la guerra contra Irak; el papel de Israel en los acontecimientos del 9/11 es muy sospechoso. Como hemos visto, estaban celebrando y tomando videos de la caída de los edificios. Es posible que tuvieran un conocimiento previo del evento. 
Sin embargo, yo no creo que los israelíes estén involucrados directamente en esta campaña de desprestigio contra EEUU, cuando necesitan fortalecer la posición norteamericana en la agresión al Medio Oriente. No obstante, es posible que -como competidor por el poder en el Medio Oriente-  quieran fortalecer sus propios proyectos de poder. 
En América Latina se refuerza el satu quo 

En cuanto a América Latina, lo más relevante en este momento es la estabilidad política y la parálisis de los movimientos populares en relación con los gobiernos de centro-izquierda. 
Hemos visto, por ejemplo, en las elecciones legislativas de Argentina, como el oficialismo -el Frente Por la Victoria (FPV)- alcanza un 36 por ciento del voto. La oposición, aunque dividida en cuatro  o cinco fracciones, todavía mantiene posiciones, e incluso avanza 1 o 2 puntos. 
Pero no hay gran cambio en la correlación de fuerzas. La izquierda radical o la izquierda socialista-marxista,  avanzan 6 por ciento. No mucho, pero hay pequeños incrementos aquí y allá. En tanto, los populistas en la oposición, como Pino Solanas, aumentan su voto, aunque no tanto como para influir en el cuadro nacional. 
Lo mismo pasa en Brasil, a pesar de las grandes movilizaciones, la protesta y el desafecto que está impactando a muchos sectores en las ciudades. Las encuestas muestras que Rousseff puede ganar las elecciones en el próximo año. En Bolivia lo mismo. En Uruguay, no creo que haya grandes cambios en el horizonte. 

Tenemos una situación en que las fuerzas de oposición, particularmente el sector popular, está en posiciones de presión para forzar concesiones; luchan por mejoras coyunturales. Pero el estatu quo parece mucho más fortalecido en los últimos tiempos. Ni golpes militares ni transformaciones sociales. Entre el centroizquierda y centroderecha se observa una paridad. 
El lugar donde la polarización y el conflicto son más agudos, es en Venezuela, porque está frente a las elecciones municipales en diciembre y  EEUU tiene penetrados los grupos de oposición y los medios de comunicación de masas.

Venezuela es entonces el único lugar donde podríamos ver algún cambio regresivo. Los golpistas y la ultraderecha proimperialista están trabajando para ver si puede conseguir mayor fuerzas municipal para lanzar otra campaña golpista-electoralista juntos contra el gobierno de Maduro y partido el Socialista Unido de Venezuela. 
Si la izquierda gana en Venezuela, podría impactar más en América Latina, pero no en el sentido de fortalecer a los movimientos revolucionaros, sino más que nada fortalecer los sectores reformistas como los de Evo Morales, en Bolivia;  Ortega, en Nicaragua, y Correa, en Ecuador. 
Frente a ese cuadro, EEUU no puede imponer el golpismo porque las fuerzas antiimperialistas siguen teniendo influencias; opera indirectamente a partir de presiones sobre los partidos gobernantes de centro-izquierda. 

Obama: Con esos amigos, ¿para qué quiere enemigos? 
 Para finalizar, no puedo dejar de comentar la mediocridad, la falta de flexibilidad y la tontería; la imbecilidad que está presente en el gobierno de Obama. Frente al enorme escándalo y el desprestigio del gobierno,  la única respuesta de la Casa Blanca es que el Presidente no sabía sobre el espionaje. 
O es completamente un ignorante o es simplemente un mentiroso, porque todas las actividades de seguridad nacional pasan por la Presidencia y él tiene que firmar actas que afectan la dirección de países aliados y adversarios. Encima, la respuesta de algunos funcionarios es que los países europeos deberían estar agradecidos por el espionaje norteamericano. 

Ahora, si uno lee esas declaraciones, se pregunta: ¿Quiénes son los que carecen de tacto y de capacidad diplomática para tratar problemas tan graves? Es una expresión de decadencia de los EEUU que funcionarios y voceros del gobierno sean tan estúpidos. Y digo estúpidos, no simplemente reaccionarios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario