domingo, 28 de julio de 2013

¿Conoces el revisionismo Histórico? Un ejemplo con la Industria Farmacéutica Parte 1

Debido a los acontecimientos anteriores de espionaje a la sociedad civil por parte de gobiernos y la venta de datos por parte de Instituciones Financieras y Virtuales, éstas últimas están registradas en el índice Nasdaq y sujetos a los cambios financieros. Es nuestra obligación investigar los verdaderos propósitos de los amos del poder. En mis investigaciones, las cuales he estado sintetizando para su próxima publicación, he llegado a datos interesantes y poco conocidos que nos obligan a replantear los datos históricos que han sido registrados y mas importante PUBLICADOS.

     Para ejemplificar lo anterior  claramente voy a utilizar a la Industria Farmacéutica (IF), con la cual estoy familiarizada desde prácticamente, toda mi vida. Sus investigaciones están basadas en la búsqueda de fórmulas para combatir ciertos padecimientos, los cuales son sometidos a diversas pruebas para su posterior comercialización. Cada laboratorio busca fórmulas para las enfermedades más comunes, sin embargo el tiempo que la investigación conlleva es vital para evitar que otro laboratorio presente un medicamento para el mismo padecimiento.

     Se resume así, el problema no es la fórmula en sí mísma, si no la reacción del Sistema Inmunológico (SI). Un padecimiento puede ser combatido, pero el SI puede reaccionar produciendo reacciones secundarias que pueden llegar a ser peores que el diagnóstico principal si se sigue consumiendo. La prueba en sujetos humanos es vital, pero para conseguir el permiso de comercialización debe de ser probada en un número considerable de sujetos (generalmente comunidades marginadas) quienes presentan reacciones del SI de diversas maneras (efectos secundarios), es más barato hacer la investigación con la posible fórmula y probarla en sujetos constantemente que revisarla para evitar errores mayores. Recomiendo leer el libro o la película El Jardinero Fiel de John le Carré.

     Los sujetos al "haber aceptado" ser parte de la investigación, pierden sus derechos. Una vez que se ha aceptado la fórmula y se da nombre al medicamento, se solicita a las autoridades Sanitarias y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que autorice la comercialización. Aquí llega el monstruoso equipo de mercadotecnia que crea campañas destinadas a la venta del medicamento. Parte del proceso es cambiar los modos de pensar de los egresados de las facultades de Medicina, para que receten los medicamentos dictados por las IF,ejemplo el Viagra de Pfizer.

Vademecum Farcacéutico


    Originalmente como medicamento de control de Hipertensión Arterial (HA), a píldora contra la Impotencia Sexual Masculina. El medicamento sustituto para la HA se llamó Capenón, comercializado de un modo tan descarado que incluso en Centros Comerciales y lugares públicos  Pfizer colocó puestos de revisión donde "médicos" realizaban pruebas de sangre, peso, glucosa y presión arterial. Al final si se evidentemente se recetaban producto de la familia Pfizer, sin embargo el Capenón, que fue consumido masivamente ha provocado entre sus consumidores fallos renales, aumento de glucosa en sangre, fallos hepáticos etc. Recomiendo leer el informe del Capenon HCT de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios AEMPS, el cual está muy completo y accesible en su lectura.

     La IF ha logrado que el público general no se preocupe de investigar los componentes de sus medicamentos, de hecho yo tengo acceso a dicha información debido a la biblioteca médica de mi casa, además de los vademécum farmacéuticos que tengo, sin mencionar la vulgar cantidad de mercadotecnia que aún suele llegar para mi papá de las novedades médicas.

     También es sumamente importante recordar la venta de medicamentos a Gobiernos Nacionales, ejemplo la compra de Tamiflu del laboratorio Roche al Gobierno Mexicano durante la Influenza A H1 N1 o la gripe porcina. Lo que la población desconoce son las condiciones sanitarias de su fabricación, la cual no cuenta con los estándares reglamentados. Recomiendo el siguiente artículo Farmafia escrito por Juan Ramón Jímenez de León, Doctor en Economía y catedrático de la UNAM. Ya que debido a la premura en su fabricación, las células de la vacuna contienen agentes cancerígenos, que han sido inoculados en quienes han sido vacunados.

     En conclusión la similitud que encuentro con la Historia es la siguiente, existe mucha información oculta y las verdaderas repercusiones que tendría el descubrirlas, desestabilizarían a varios Estados tanto como si se supiera la verdad de las IF. Es nuestra responsabilidad buscar lo mejor en lo que supuestamente es para el cuidado de la salud Humana en pro para la vida de generaciones de seres humanos, lo mismo implica en la Historia. Advierto que la búsqueda de la verdad es un asunto complejo que así como se rompen esquemas establecidos, los poderes que las establecieron buscarán por todos los medios posibles ocultarlas. Lo que la IF tiene en mercadotecnia y abogados, lo mismo los poderes que tratan de ocultar la verdad.

    La gravedad que implica el desconocimiento de la Historia no es que se ignoren datos y fechas, si no que se pierde aquello que para bien o para mal, nos ha forjado a lo largo del tiempo. Es como los árboles, uno que no tiene raíces firmes, muere. Lo mismo con los seres humanos, ya que sería como vivir una mentira. Al igual que con las IF, nosotros tenemos el deber de investigar y no simplemente aceptar. No somos simples consumidores o entes que deben mantener sus conciencias paralizadas o repletas de contenido estéril. En contraste tenemos el poder de decidir sobre nuestra salud, como de nuestro destino. Más importante es el correr la voz, ya que es un asunto que implica a la colectividad, utilizando nuestro sentido común y capacidad de análisis. El que hacer con lo obtenido, depende de cada individuo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario