sábado, 25 de mayo de 2013

Imágenes desde Hiroshima (documental)

Estaba desayunando cuando se me ocurrió buscar material para un nuevo posting, como a mis primitos les dejaron tarea sobre el fin de la Segunda Guerra Mundial, me acordé de la bomba de Hiroshima.  Hay algunos documentales que tratan sobre aquel fatídico 6 de agosto de 1945. Sin embargo encontré un documental en particular el cual, francamente me estremeció e hizo llorar. Se trata de un proyecto llamado Pictures from the Hiroshima, el cual invitó a los sobrevivientes de la bomba atómica a dibujar sus experiencias tras la hora cero, que en ese caso fue las 8:15 am. El resultado es un impactante y conmovedor retrato salido de aquellos quienes sobrevivieron o intentaron hacer labores de rescate.



     Debido a la escasísima documentación gráfica de lo que te paso en las horas posteriores del impacto, se inició el proyecto Imágenes desde Hiroshima, organizado por el museo de la Paz y Memorial de Hiroshima. La mayor parte del acervo fue hecho por personas que no son artistas en el sentido tradicional, pero que han rendido un solemne homenaje a la espera personas que vieron en su momento más crucial. Por supuesto que a mi parecer, en occidente no le damos importancia a la magnitud de los bombardeos atómicos en Japón, y se siguen haciendo actos de autocomplacencia sobre otra desventuras de las que somos "víctimas" sin embargo si Némesis, en su implacable actitud de justicia (era diosa de la justicia en el panteón griego) nos juzgará, nos percataríamos que no somos mejores que otros, e incluso quedaríamos como cobardes. 

     Dejando fuera la moralina propia de otros acontecimientos históricos que condenan al revisionismo histórico, Imágenes desde Hiroshima muestra desde un punto sumamente humano el acontecer tras la hora cero, refleja no solamente el sentir de los familiares abatidos por el fuego, si no el sentido de responsabilidad sobre el ser humano con la vida de otras personas, ya sean conocidas o simplemente extraños. 

     Llama la atención como el sentimiento de culpabilidad se aguijonó en los corazones de los que vivieron aquellos eventos. Más importante de la impotente cercanía de la muerte en la agonía que abrazó el fuego radiactivo y sus consecuencias físicas como una sed que tiene como único consuelo, agua envenenada por la radiación. Desde mi punto de vista, los sobrevivientes que intentaron rescatar a sobrevivientes estaban igualmente heridos o fatigados en extremo, además de que océanos de fuego avanzaban por la ciudad a consecuencia de la reacción en cadena de la separación del átomo.

     El clímax de la indignación es cuando la escuela quedó atrapada entre el infierno, niños en agonía y sepultados bajo su propia escuela rogando por agua. Sin embargo los que vieron sus caritas por última vez nos muestran a los pequeños, que son recordados con las contradicciones emocionales de impotencia, culpa, ternura e ira. 

     A veces mi abuelito Cuco decía que los pe%&“*# no quieren ver lo que hay en el mundo, y menos aún lo que hay en ellos mismos. Se los dejo para reflexionar y seguir luchando contra la manos detrás del trono...



No hay comentarios:

Publicar un comentario