domingo, 24 de febrero de 2013

El legado de Benedicto




Claro que Juan Pablo II supo esconder los delitos de Marcial Maciel




No solo de oro viven los Cardenales...por Pepe Angonoa

No hay comentarios:

Publicar un comentario