domingo, 15 de abril de 2012

Exigen cesar la persecución política contra luchadores sociales





El domingo pasado se dio a conocer que el gobierno de Felipe Calderón dispuso que se investigara minuciosamente todo lo relacionado con los compañeros y las compañeras más visibles del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), cuyas actividades políticas, sociales e incluso las familiares y privadas constan en documentos oficiales que están en manos de la revista Proceso. Según esta información, las secretarías de Gobernación y de Seguridad Pública tienen perfiles detallados de Javier Sicilia, Emilio Álvarez Icaza, Miguel Álvarez Gándara, Clara Jusidman, Miguel Concha Malo y Raúl Romero Gallardo.

Los perfiles de cada uno incluyen fotografías recientes, datos personales, direcciones, teléfonos, propiedades, registro de viajes al extranjero y actividades políticas en las que se les relaciona con movimientos considerados por el gobierno como radicales, e incluso se afirma que algunos tienen nexos con agrupaciones guerrilleras como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Ejército Popular Revolucionario (EPR), sin aclarar que esa relación se ha dado en su calidad de mediadores aceptados por las partes.

Los firmantes protestamos enérgicamente por este seguimiento intimidatorio y uso faccioso de los organismos de inteligencia del Estado mexicano en contra de compañeros y compañeras de reconocido prestigio, trayectoria y solvencia moral. Responsabilizamos a Felipe Calderón por la seguridad e integridad física de nuestros compañeros y exigimos una aclaración pública inmediata sobre los reales propósitos de dichas investigaciones y expedientes, que vulneran flagrantemente sus derechos amparados en la Constitución, así como el retiro de toda imputación presuntamente delictiva.

Pablo González Casanova, monseñor Raúl Vera López, Alicia Castellanos, Ana Esther Ceceña, Carlos Fazio, Jorge Fernández Souza, Magdalena Gómez, Dolores González, Enrique González Ruiz, Gonzalo Ituarte, Gilberto López y Rivas y Pablo Romo

No hay comentarios:

Publicar un comentario