miércoles, 21 de diciembre de 2011

El día más corto y estamos en luna menguante

Al ser solsticio de invierno en el hemisferio norte, se espera que sea el día mas corto del año. En todas las regiones de este lado se hacen festividades que celebran la llegada del estado bóreo, hoy por ejemplo en la Ciudad de México me he despeinado debido al aire que sopla (y vaya que me despeinó). El día mas corto tiene una importancia similar al día mas largo, los paganos realizaban ceremonias en honor a los solsticios ya fuera para agradecer las bendiciones del verano y la llegada de un invierno benevolente.

    Todas las civilizaciones rendían pleistesía a esta fecha, de hecho es destacable mencionar que estas celebraciones se basan en el culto a los dioses solares de cada civilización, desde los egipcios, pasando por los druídas hasta los aztecas y mayas. Una de las fiestas que más han sido conocidas a lo largo de la historia y que es sin duda una base fuerte del cristianismo es la fiesta llamada Saturnalia, en honor al dios Saturno o el Cronos griego.



    En un principio esta celebración se daba el 17 de diciembre, sin embargo posteriormente se extendió desde el 17 al 23 de diciembre (me llama la atención que dichas fechas tienen cercanía con las posadas navideñas que celebramos en México). En esta fecha se celebraba la época de oro de la humanidad, cuando no existían diferenceias entre los hombres y todos eran hermanos. En estas fechas no había actividad comercial y la gente hacía fiestas tipo carnaval para que todos compartieran las bendiciones de la hermandad. Hasta ahí todo bien, sin embargo esta fiesta tiene del  mismo modo un matiz contradictorio, ya que Saturno no era una deidad tierna, por el contrario, con el fin de perpetuar su reinado se encargó de devorar a sus hijos para que nadie le quitara el trono (tal como él mismo con su papi Urano y lo castró), al final su retoñito Zeus le comió el mandado. Eso si que es un gran karma.


      Saturno o Cronos, dios de la agricultura quién en colaboración con Démeter, diosa de la agricultura y quién garantizaba la fertilidad de la tierra. Ambos garantizaban la continuidad de la vida grecoromana al controlar los cultivos que son la base de la civilización. Sin embargo el motivo del nacimiento del invierno es precisamente la pérdida del fruto materno: el mito del rapto de Proserpina hija de  Démeter por parte de Plutón o Hades. La joven diosa paseaba por el campo y al ser raptada por el dios del inframundo y contraer matrimonio con él, se convierte en la reina del inframundo. Démeter ante la pérdida de su hija se declara en huelga y hace que la tierra sufra de hambre y pena debido a que la eterna primavera que ella creaba con su alegría murió al perder a su hija, maciendo así el invierno (si una comprender el mito de Perséfone comprende la necesidad de liberarse de una madre controladora). Como la dondella comió una semilla en el inframundo, debía permanecer ahí (si alguien comía algo en dicho lugar debía permanecer ahí por siempre), lo malo es que esto significaría la muerte de los hombres por lo que se acordó que Proserpina permanecería la mitad del año con su madre y la otra mitad con su marido, naciendo de ese modo las estaciones del año.

Hades y Perséfone


    El ciclo de la vida fue una de la primeras formas de medir el tiempo, Cronos o Saturno veía que cuando la joven diosa regresara con su marido, el invierno llega. Desde luego hay que tomar en cuenta que la mayoría de las culturas relacionaban al invierno (principalmente los grecoromanos) con el inframundo, por lo tanto se consideraba una celebración ambivalente: se trataba del inicio de un ciclo que ponía a prueba la fortaleza de los hombres. Los líderes del cristianismo posteriores a Cristo tomaron varias festividades paganas de los romanos. A nadie le sorprende la razón ya que la Palestina de aquél tiempo era provincia romana además que el cristianismo tuvo auge cuando el emperador se declaró el Edicto de Milán legalizando así al cristianismo. Paradójicamente en este momento se da la separación entre las doctrinas cristianas entre los Cristianos Apostólicos Romanos y los Cristianos Ortodoxo (una de las primeras divisiones entre oriente y occidente nacidas en la religión). 

     Tal y como los romanos hicieron con los griegos, los cristianos romanos hicieron lo mismo con las festiviades posteriores a la tradición hebrea (pascua por ejemplo) se agarraron de las festividades ya existentes y les cambiaron el nombre, en parte fue para que la nueva religión fuera más fácil de digerir para los entonces nuevos paganos. La Saturnalia fue muy adecuada para la celebración de la Natividad de Jesús lo cuál era una celebración más lejana de la tradición de la Pascua. Cabe destacar que el cristianismo al surgir en el hemisferio norte toma sus fechas de importancia de las civilizaciones boreales, por ello en el sur las festividades son en verano, sin embargo en ambos lados se da el Solsticio de invierno y verano. Dos caras de un mismo fenómeno en direcciones opuestas. Lo anterior solo demuestra que las diferencias que hay entre los humanos surge solamente de los prejucicios y los sentimientos de superioridad inherentes del ser humano.


Feliz navidad
¡No importa las diferencias de todos modos les deseo a todos en el mundo y más allá una feliz y saludable vida para siempre!

    





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario