jueves, 17 de noviembre de 2011

Opus Magnum Sangreal Part 1

El deseo imposible de Alquimistas e Iniciados: el santo Grial. Se dice que Hitler intentó encontrarlo, que el Priorato de Zión lo custodia desde hace siglos; incluso se vincula al artefacto con Ambrosius (léase el brujo Merlín) y Arturo, irónicamente en todas las leyendas parece haber algo que impide a sus cazadores conseguir la tan preciada joya. Su existencia no es lo que me inquieta, si no el significado que le dan las personas. Al enfocarnos en los individuos cada uno de ellos ve en el Grial algo distinto al otro, sin embargo hay dos corrientes populares sobre el plato (o lo que realmente sea): que puede ayudar a la humanidad o puede ser la mejor arma para los tiranos. Lo anterior explica claramente las supersticiones paganas de ciertos políticos, empresarios e incluso se dice artistas, desde el nada sutil Wagner (con sus óperas Parsifal o Lohengrin), Francis Bacon (supuesto fundador de los Rosacruz), hasta los plutócratas hollywoodenses que siempre sacan a colación al rey oso.
 
     Nunca he negado que desde hace doce años exactamente mi opinión sobre Arturoso y sus hombres de la mesa redonda ha sido pobre, precisamente me encanta que el en la leyenda el Grial nunca llega a manos del jefe de Albión ni de su barbudo amigo. Sin embargo existen hoy en día (no bromeo) algunos individuos que anhelan encontrar aquella cosa (o persona según las malas lenguas), empero el motivo es siempre el mismo: utilizarlo para consolidar su poder sobre la humanidad.
 
El santo grial de Dante Gabriel Rossetti
 
 
     En el Mito La Dama del Lago encontró el preciado objeto ya que apoyó al joven puro, sir Galahad en su odisea. Al encontrarla lejos de utilizarla, hace que el joven muera y se lleve al paraíso la copa y Arturo jamás la verá. Lo hermoso de las leyendas es que retratan el imaginario colectivo de tiempos pasados, cada uno adaptado a las costumbres y moral de su época. Se dice que tras la muerte de Jesús en la cruz, José de Arimatea (quién apocrífamente prestó su casa para la última cena) utilizó el plato del cuál Jesús bebió y lo llenó con su sabgre, otorgándole los dones de Cristo ¿Que otra cosa puede ser más tentadora para los tiranos que el poseer una joya que les asegure su poder eternamente? máxime si ésta posee cualidades divinas. Curiosamente en el mito se utiliza una mezcla de las tradiciones druidas y cristianas, y aún es mejor la ambigüedad de los "héroes" épicos al consolidar su poder mediante el paganismo para luego mostrarse cristianos, gesto "nada hipócrita". Su Obra Suprema sin embargo se vió truncada, si bien fueron las pasiones tanto de Morgan le Fay el motivo para destruir la alianza de Albión como de la Dama del Lago para detener a Merlín el móvil para evitar la empresa de aquellos, es notable que el Opus Magnum de las hijas del agua es precisamente el haber llevado el Grial con su dueño legítimo.
 
Como dice Nelson Muntz JAJAJA !!!
     
     



No hay comentarios:

Publicar un comentario