lunes, 2 de mayo de 2011

¡Feliz día del niño!

Una felicitación a todos los niños del mundo, pero sobre todo recordar que tantas cosas hacíamos en nuestra infancia se nos puede presentar como algo nostálgico como divertido o incluso vergonzoso (por aquellas pequeñas tonterías que hacíamos). Recuerdo que mi juguete favorito eran las famosas muñequitas "Polly Pocket", claro las de antes que de hecho si cabían en el bolsillo del pantalón y que a pesar de su tamaño, a mi la verdad si me encantaban. De hecho creo tengo la mansión de Polly Pocket en algún rincón del desorden de mi casa, pero las muñequitas las perdí a los tres días de abrir mi juguete (pero con muuuuucha imaginación eran reemplazables con papel hecho tiritas). 

La mansión...sin muñecas

También me acuerdo que en mi infancia estaba muy de moda la caricatura Dragon Ball,  también los Caballeros de Zodiaco, la verdad prefiero más la animación japonesa de acción, pero no todas me agradan. En música todos recuerdan a Fey y los demás elementos de la cultura pop de entonces. Entre los blockbusters de cada verano destacan: Jurasic Park y sus secuelas (no tan buenas por cierto), pero entre las niñas estaban las películas de princesas muy de moda, casi cada año una película diferente: La Bella y la Bestia o Mulan y Toy Story. 
Si tienen hijos, sobrinos, primos o amigos pequeños les recomiendo algunas lecturas que en lo personal recomiendo, ya que la verdad son mis favoritos desde mi tierna infancia:

  • A golpe de calcetín, escrito por Francisco Hinojosa: trata sobre un niño que vende periódicos durante la década de 1930, quién por azares del destino se convierte en héroe al atrapar a un ladrón de banco. Además de divertida, nos revela parte de ciertos eventos históricos de la época como lo fue la Rebelión Cristera o las huelgas de obreros. Está editado por el Fondo de Cultura Económica.

  • Cuentos de Grimm: evidentemente escrito por los hermanos Jacobo y Guillermo Grimm que corrigieron y aumentaron leyendas alemanas, siendo los responsables de gran parte de los cuentos más populares como Blancanieves, su versión alternativa de La Cenicienta, La muerte madrina o mi favorito Eliza la lista (aunque si leen el cuento verán que en realidad es Eliza la confundida) también me gusta mucho el cuento titulado El muchacho que nunca tembló. 
  • Cuentos de la Alhambra de Washington Irving: compendio de leyendas populares de Granada, principalmente de origen moro debido a la ocupación árabe en el sur de España.
  • Rip van Winkle: otra vez Washigton Irving ambientada en el Nueva York del siglo XVIII, muestra una solución alternativa sobre como huir de una cónyuge con muy mal carácter, sin embargo su enojo era justificado ya que su esposo Rip era un holgazán. Además nos enseña el porque no hay que confiar en desconocidos y la desventaja de dormir durante veinte años y perderte de eventos como la Revolución Norteamericana.
  • El diablo de los números de Hans Magnus Enzenberger: para aquellos que tienen miedo a las matemáticas hay un pequeño diablillo dispuesto a ayudarte.



Con lo anterior expongo ciertas cosas que me gustaban cuando era niña así como elementos que se encuentran vigentes hoy en día. Sin embargo no hay que olvidar a nuestro niño interior
 ¿ Aquellos viejos tiempos? bueno la verdad hay que expandir nuestros horizontes no importa la edad, además está científicamente comprobado que "se le puede enseñar trucos nuevos a un perro viejo" solamente va a tardar un poco más.