jueves, 10 de marzo de 2011

¿Presunto culpable? Absoluta censura

No cabe duda que hay instantes en la vida que son producto de la suerte, cuando vas y compras el último boleto de un concierto que deseas ver (eso en lo personal me sucedió y fue maravilloso); cuando estas en el lugar y momento adecuados y se te presenta una oportunidad que jamás imaginaste o cuando de repente conoces a esa persona especial. La vida esta llena de momentos afortunados que nos hacen felices, sin embargo hay veces en las que el azar es particularmente escabroso. Ser inocente no es suficiente...
No soy fan esta cadena pero explica mi punto:
  Curiosamente ayer se me ocurrió ver el documental Presunto Culpable en una cadena e cines conocidos, hoy en la mañana me entero que este mismo documental ha salido de cartelera. Estoy de acuerdo que hoy es un día de alegría para todas las mujeres del mundo (bueno tal vez no para todas y eso es triste). Mas es importante decir que para que exista una equidad integral, aquella que no solo se trate de género como de una equidad donde todos tengamos acceso a un trato igualitario sin importar las condiciones económicas, raza, preferencias y género; es necesario que todos asumamos nuestra responsabilidad para que nuestros derechos humanos no sean violados.
Tiempo de abrir la jaula

     Este tema me toca particularmente porque en mi labor me ha tocado ser testigo de muchos casos en donde personas que tuvieron la mala suerte de encontrarse con policía corruptos, para ser inculpados por crímenes que jamás cometieron. Al ver el documental debe admitir que no me sorprendió en absoluto la cadena de injusticias que expresa dicho filme, esto no es por una falta de sensibilidad reaccionaria como al hecho que he visto una cantidad de casos similares a lo largo del país. Se nos priva de nuestro derecho a la libertad. Estamos hablando de un Estado cuyo gobierno viola descaradamente los artículos 6,7,8,9, 10,11 y 12 de la declaración universal de los derechos humanos:



Artículo 6
Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.
Artículo 7
Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.
Artículo 8
Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.
Artículo 9
Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
Artículo 10
Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.
Artículo 11
1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.

(Para conocer más de los Derechos Humanos adjunto el siguiente link del CINU http://www.cinu.org.mx/onu/documentos/dudh.htm

Un modo simple de mejorar a nuestra sociedad recomiendo la ley del Karma NO HAGAS A LOS DEMÁS LO QUE NO QUIERAS QUE TE HAGAN A TI, y aunque no lo hayas hecho e igual te ch#%&#! no hay nada mejor que comenzar una batalla para combatir las arbitrariedades del sistema todos juntos con coraje, determinación y astucia. Es como cuando un auto quiere pasar cuando es turno del peatón cruzar la calle: si una sola persona cruza es probable que el negligente chofer lo atropelle, sin embargo si más personas le exigen que respete el cruce, el chofer pensará tres veces antes de atentar contra los demás. El dicho "vive y deja vivir" es adecuado, pero también hay que tomar acciones para frenar a quienes buscan sacar beneficios a costa de la integridad ajena.
    Ante todo brindemos por la libertad y ¡luchemos contra los que no dejan vivir! (pacíficamente claro, pero decididamente)




No hay comentarios:

Publicar un comentario