jueves, 26 de febrero de 2015

La agresión de Washington contra Venezuela no es ficción...Eva Golinger

Recientemente, varios portavoces del gobierno de Barack Obama han declarado con firmeza que el gobierno de Estados Unidos no está interviniendo en los asuntos internos de Venezuela. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo el 19 de febrero 2015, "Las acusaciones hechas por el gobierno de Venezuela de que Estados Unidos está involucrado en la conspiración golpista y la desestabilización son infundadas y falsas". Psaki luego reiteró una declaración extrañamente errónea que había hecho durante una conferencia de prensa justo un día antes: "Estados Unidos no apoya las transiciones políticas por medios no constitucionales".
Cualquier persona con un conocimiento mínimo de América Latina y de historia mundial sabe que lo dicho por Psaki es falso. El gobierno estadounidense ha apoyado, alentado y promovido golpes de estado en América Latina y en todo el mundo durante más de un siglo. Algunos de los más notorios que han sido reconocidos abiertamente por expresidentes de Estados Unidos y funcionarios de alto nivel incluyen golpes de estado contra Mohammed Mossadegh en Irán en 1953, Jacobo Arbenz en Guatemala en 1954, Patrice Lumumba en el Congo en 1960, Joao Goulart de Brasil en 1964 y Salvador Allende en Chile en 1973. Más recientemente, en el siglo XXI, el gobierno de Estados Unidos apoyó abiertamente los golpes de Estado contra el presidente Hugo Chávez en Venezuela en 2002, Jean Bertrand Aristide de Haití en 2004 y José Manuel Zelaya de Honduras en 2009. Una amplia evidencia de la participación de la CIA y otros organismos de Estados Unidos en todos estos derrocamientos inconstitucionales de gobiernos elegidos democráticamente abunda. Lo que todos los líderes derrocados tenían en común era su falta de voluntad para someterse a los intereses estadounidenses.
A pesar de las falsas afirmaciones del gobierno de Estados Unidos, después de que Hugo Chávez fuera elegido presidente de Venezuela por una abrumadora mayoría en 1998, y posteriormente se negó a recibir órdenes de Washington, se convirtió en un objetivo rápido de la agresión estadounidense. Después del fracaso del golpe de Estado apoyado por Estados Unidos que derrocó brevemente a Chávez en 2002, y su posterior rescate por millones de venezolanos y fuerzas armadas leales, Estados Unidos aumentó la hostilidad hacia la nación rica en petróleo. Después del fallecimiento de Chávez en 2013, su sucesor electo democráticamente, Nicolás Maduro, se convirtió en víctima de los ataques del norte.
Lo que sigue es un breve resumen y una selección de más de una década de agresión de Estados Unidos hacia Venezuela que muestra claramente una guerra unilateral. Venezuela nunca ha amenazado o tomado ningún tipo de medidas para dañar a Estados Unidos o sus intereses. Sin embargo, Venezuela, tanto bajo Chávez y Maduro - dos presidentes que han ejercido la soberanía de Venezuela y el derecho a la auto determinación - ha sido víctima permanente de acciones continuas, hostiles y cada vez más agresivas de Washington.
2002-2004
Un golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez se llevó a cabo el 11 de abril de 2002. Documentos obtenidos bajo la Ley de Libertad de Información (FOIA) en Estados Unidos evidencian un claro papel del gobierno estadounidense en el golpe de Estado, así como su apoyo financiero y político para aquellos venezolanos involucrados.
Los documentos evidencian también que altos funcionarios de Washington sostuvieron reuniones con Pedro Carmona, quien asumió el poder de manera ilegítima luego de derrocar al Presidente Chávez durante el golpe. La Embajada de Estados Unidos en Caracas calificó a Carmona como el “hombre correcto para el momento correcto en Venezuela”, en un documento redactado en diciembre 2001.
La National Endowment for Democracy (NED), agencia pública de Estados Unidos, canalizó más de 2 millones de dólares durante los 6 meses antes del golpe a los partidos políticos, organizaciones y grupos empresariales venezolanos  que estuvieron involucrados en el golpe de Estado.
Los agregados militares de Estados Unidos que trabajaban en Venezuela estuvieron en contacto directo con los militares venezolanos que participaron en el golpe de Estado.
Documentos ultrasecretos de la CIA obtenidos en mis investigaciones usando FOIA evidenciaron que la CIA tenía en sus manos los planes detallados del golpe de Estado desde el 6 de abril del 2002.
El embajador de Estados Unidos en Venezuela, Charles Shapiro, mantuvo contacto permanente con todos los participantes en el golpe, incluso con el dueño del principal canal de televisión, Venevisión, canal que transmitió las imágenes manipuladas para justificar el golpe. Shapiro sostuvo reuniones con los dueños de los medios privados en Venezuela durante el día del golpe de Estado.
Horas después de secuestrar al Presidente Chávez e imponer un estado dictatorial en Venezuela, el vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer, leyó un comunicado del Presidente George W. Bush apoyando al nuevo gobierno de facto y responsabilizando al Presidente Chávez por los sucesos violentos del golpe.
La prensa estadounidense, incluso el New York Times, publicó editoriales aplaudiendo el golpe y apoyando al gobierno de facto. [1]
Después del fracaso del golpe de Estado de abril 2002, el gobierno estadounidense entregó un fondo especial multimillonario a los grupos involucrados en el golpe a través de la NED, en junio 2002.
Ese mismo mes, la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID), abrió una Oficina de Iniciativas hacia una Transición (OTI) en Caracas, subcontratando a un contratista privado, Development Alternatives Inc (DAI), para canalizar más de 10 millones de dólares a grupos de la oposición.
Meses después, la oposición venezolana lanzó un paro nacional que duró 64 días y afectó toda la cadena de producción del país y casi destruyó la industria petrolera. Causaron más de 20 mil millones de dólares en daños a la economía venezolana y docenas de personas inocentes murieron por falta de acceso a servicios y productos básicos.
En diciembre 2002, el Departamento de Estado llamó para “elecciones anticipadas” en Venezuela, a pesar de que este concepto no existía en la constitución venezolana.
El 27 de febrero del 2004, grupos extremistas de la oposición venezolana iniciaron violentas protestas de calle con el objetivo de derrocar al gobierno del Presidente Hugo Chávez. Las protestas duraron 4 días y causaron la muerte de varias personas, múltiples heridos y un caos y desorden general en Caracas y otros centros urbanos.
Los líderes de estas protestas las llamaron las “guarimbas”, y admitieron que habían recibido entrenamiento y asesoría del Instituto Alberto Einstein en Estados Unidos y sus fundadores, Gene Sharp y Roberto Helvey, un ex coronel del ejército de Estados Unidos. Sharp es el arquitecto de las llamadas “revoluciones de colores”, o golpes blandos, en el antiguo bloque soviético (Ucrania, Georgia, Kirguistán).
Referéndum revocatorio del 2004 : La NED y la USAID canalizaron cientos de miles de dólares a los organizadores del referéndum revocatorio en contra del Presidente Chávez, principalmente a través de la organización Súmate, liderada por la opositora María Corina Machado. Cuando perdieron el referéndum, acusaron al gobierno venezolano de haber cometido fraude y hasta la fecha no han retractado su postura, pero tampoco han presentado pruebas reales para fundamentar sus denuncias.
2005
Después de la victoria del Presidente Chávez en el referéndum revocatorio del 2004, el Gobierno de Estados Unidos endureció su postura hacia Venezuela y aumentó sus agresiones públicas contra el gobierno venezolano. Aquí hay una selección de algunas declaraciones de funcionarios estadounidenses sobre Venezuela:
Enero 2005: El Departamento de Estado lanza un ataque verbal contra Venezuela. “Hugo Chávez es una fuerza negativa en la región.” -Condoleezza Rice, Secretaria de Estado de Estados Unidos.
Marzo 2005: La CIA declara a Venezuela uno de los cinco principales “hot spots” del mundo. “Venezuela es uno de los países más inestables y peligrosos en América Latina.”  -Porter Goss, Director de la CIA.
El Pentágono declara a Venezuela como “amenaza”.  “Venezuela está comenzando una carrera armamentista peligrosa que amenaza la estabilidad regional.” -Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa.
El Comando Sur enfatiza su preocupación sobre Venezuela. “Estoy preocupado por la influencia de Venezuela en el área de responsabilidad... El Comando Sur apoya la posición del comando conjunto de mantener contacto ‘militar a militar’ con los militares venezolanos... necesitamos un enfoque inter-agencia de amplia base para tratar a Venezuela.” -General Bantz Craddock, Comandante del Comando Sur.
Julio 2005: “Cuba y Venezuela están en una campaña de desestabilización en América Latina... No hay duda que el Presidente Chávez está financiando fuerzas radicales en Bolivia.” -Rogelio Pardo-Maurer, Subsecretario de Defensa Adjunto para el Hemisferio Occidental.
“Venezuela y Cuba están promoviendo el radicalismo en la región... Venezuela trata de subvertir los gobiernos democráticos en la región e impedir a CAFTA.” -Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa.
Agosto 2005: Relacionan a Venezuela con el terrorismo. “El territorio venezolano es un área seguro para terroristas colombianos.” Tom Casey, vocero del Departamento de Estado.
Septiembre 2005: Relacionan a Venezuela con el narcotráfico. “El problema de trabajar con el Presidente Chávez es serio y continuo, como lo es en otras partes de la relación.” -John Walters, Director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas.
Noviembre 2005: Acusan al gobierno de Venezuela de violar los derechos humanos. “El asalto a las instituciones democráticos en Venezuela continúa y el sistema se encuentra en grave peligro.” -Thomas Shannon, Subsecretario de Estado.
2006
Febrero 2006: El Jefe de Inteligencia de Estados Unidos declara al Presidente Chávez “una amenaza”. “El Presidente Chávez sigue utilizando su control para reprimir la oposición, reducir la libertad de prensa y restringir la democracia... es una amenaza.” -John Negroponte, Director Nacional de Inteligencia.
El Pentágono compara al Presidente Chávez con Hilter. “Tenemos a Chávez en Venezuela con mucho dinero procedente del petróleo. Es una persona que ha sido elegido legalmente, al igual que Adolfo Hitler...” - Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa.
Marzo 2006: “En Venezuela, un demagogo repleto de dinero proveniente del petróleo está socavando la democracia e intentando desestabilizar la región.” –Presidente George W. Bush.
Intentan vincular a Venezuela con el Terrorismo
Junio 2006: “La cooperación de Venezuela en la campaña internacional contra el terrorismo siguió siendo insignificante...No está claro hasta qué punto el gobierno de Venezuela ofreció apoyo material a los terroristas colombianos.” -Informe Anual sobre Terrorismo, Departamento de Estado.
Estados Unidos imponen sanciones contra Venezuela por “no colaborar suficientemente en la lucha contra el terrorismo” y prohíben la venta de armamento y equipos militares a Venezuela. (Nota: Esta sanción ha sido renovado por el Gobierno de Estados Unidos cada año hasta la fecha).
Julio 2006: “Venezuela, bajo el presidente Hugo Chávez, ha tolerado a los terroristas en su suelo...” -Subcomité sobre Terrorismo Internacional, Cámara de Representantes.
Aumento en Presencia Militar
Marzo-Julio 2006: Estados Unidos realizan 4 maniobras militares por las costas de Venezuela en el Mar Caribe, con apoyo de la OTAN y con sede en la base militar de Estados Unidos en Curazao. Establecen una presencia militar permanente en la República Dominicana y aumentan su capacidad y presencia militar en Curazao y Aruba.
Aumenta la Subversión
La Embajada de Estados Unidos en Caracas establece los “American Corners” (Rincones Americanos) en cinco estados en Venezuela (Lara, Monagas, Bolívar, Anzoátegui, Nueva Esparta) como sedes de propaganda, subversión, financiamiento a grupos opositores, espionaje e infiltración.
El Embajador de Estados Unidos en Caracas, William Brownfield, intensifica su hostilidad pública hacia el gobierno venezolano a través de los medios de comunicación.
La NED y USAID aumentan su financiamiento a grupos anti-gubernamentales en Venezuela.
El Gobierno de Estados Unidos crea la Misión Especial de Inteligencia para Venezuela y Cuba, una división de la Dirección Nacional de Inteligencia de Washington dedicada solamente a ambos países.
2007
Mayo 2007: Venezuela está severamente atacado en los medios de comunicación internacionales y por los voceros del gobierno de Estados Unidos por su decisión de nacionalizar CANTV (la principal compañía telefónica nacional), la Electricidad de Caracas y los campos petrolíferos de la Faja del Orinoco.
El ataque se intensifica cuando el gobierno decide no renovar la concesión de radiodifusión pública de la popular estación de televisión de la oposición, RCTV.
Una poderosa campaña de medios de comunicación internacionales se inicia en contra de Venezuela y el Presidente Chávez, refiriéndose a él como un dictador.
Distribuidores privadas empiezan a acaparar los alimentos y otros productos básicos de consumo con el fin de crear escasez y pánico entre la población.
USAID, la NED y el Departamento de Estado a través de la Embajada en Caracas fomentan, financian y promueven el surgimiento de un movimiento juvenil de la derecha y ayudan a proyectar su imagen favorable ante la comunidad internacional con el fin de distorsionar la percepción de la popularidad del presidente Chávez entre los jóvenes.
Grupos como Human Rights Watch, la Asociación Interamericana de Prensa y Reporteros sin Fronteras acusan a Venezuela de violar los derechos humanos y la libertad de expresión.
Junio: Washington ratifica la clasificación de Venezuela como un país que no colabora en la lucha contra el terrorismo y mantienen la sanción en su contra. 
Septiembre: El Gobierno de Estados Unidos clasifica a Venezuela como un país “no cooperante” con la lucha anti-droga, por tercer año consecutivo.
La Secretaria de Estado Condoleezza Rice declara que están “preocupados por el populismo destructivo” de Chávez.
2008
Enero: El Almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, se reúne con el Presidente Álvaro Uribe, el (entonces) Ministro de Defensa Juan Manuel Santos, el Embajador estadounidense William Brownfield y el Comandante General de las Fuerzas Armadas Colombianas General Fredy Padilla de León y declara en rueda de prensa que está “preocupado por la compra de armas por parte de Chávez” y expresa que esto pudiera “desestabilizar la región.” Muestra su completo respaldo a Colombia y Uribe.
John Walters, el Czar Anti-Droga de Estados Unidos se reúne con Uribe en Colombia, junto con 5 congresistas de EEUU y el Embajador Brownfield, y declaran a Venezuela como un país “cómplice con el narcotráfico” que presenta “una amenaza para Estados Unidos y la región”.
El Presidente George W. Bush en su discurso ante la nación destaca la importancia de ratificar el TLC con Colombia y alerta ante la amenaza de gobiernos “populistas” y “no democráticos” en la región.
Febrero: El Comando Sur envía la “4ta flota” de la Armada al Mar Caribe (un grupo de buques de ataque, submarinos y porta aviones que no habían estado en éste hemisferio desde la Guerra Fría).
Febrero: El Departamento del Tesoro de Estados Unidos califica a los venezolanos el General Henry Rangel Silva (director de inteligencia SEBIN), el General Hugo Carvajal (director de la inteligencia military) y el ex Ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Ramón Rodríguez Chacin, como “narcotraficantes” e impone sanciones contra los tres.
El Director Nacional de Inteligencia, General Mike McConnell, publica el Informe Anual de Amenazas donde clasifica a Venezuela como la “principal amenaza contra Estados Unidos en el hemisferio”.
Exxon-Mobil intenta “congelar” $12 mil millones de dólares de Venezuela en Londrés, Holanda y las Antillas Holandesas debido a una disputa no resuelta contra el Gobierno de Venezuela.
Informe de Amenazas de Seguridad Nacional Actuales y Proyectas de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa señala a Venezuela como “una amenaza a la seguridad de Estados Unidos.”
El informe anual sobre el narcotráfico del Departamento de Estado acusa a Venezuela de ser un país de “tránsito de drogas”, “lavado de dinero” y “cómplice con el narcotráfico.”
El Contraalmirante Joseph Nimmich, director de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial del Sur de Estados Unidos, se reúne en Bogotá con el Comando General de las Fuerzas Militares colombianas.
Marzo: El ejército colombiano invade al territorio ecuatoriano y mata a Raúl Reyes más otra docena de personas en la selva fronteriza.
El General Jorge Naranjo, Comandante de la Policía Nacional de Colombia, declara que computadores que rescataron del bombardeo contra Reyes y su equipo evidencian que el Presidente Chávez dio más de $300 millones de dólares a las FARC y una cantidad de uranio y armamento. También acusa a Ecuador de apoyar a las FARC.
Venezuela moviliza tropas a la frontera con Colombia.
Estados Unidos envían el portaaviones “Harry Truman” al Mar Caribe para realizar maniobras a manera de prevenir potenciales ataques terroristas y eventuales conflictos en la región.
El Presidente Bush declara que Estados Unidos defenderá a Colombia ante las “provocaciones” de Venezuela.
El Presidente Uribe declara que llevará una denuncia contra el Presidente Chávez ante la Corte Penal Internacional por “patrocinio de genocidio y terrorismo”.
La NED y USAID siguen aumentando su financiamiento a grupos anti-gubernamentales en Venezuela.
2009
Mayo: Un documento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos revela la construcción de una base militar de Estados Unidos en Palanquero, Colombia, para combatir a los gobiernos “antiestadounidenses” en la región. La base en Palanquero forma parte de las 7 bases militares que Estados Unidos había acordado construir en Colombia bajo un acuerdo con el gobierno colombiano durante los siguientes 10 años.
2010
Febrero: El Director Nacional de Inteligencia nombra a Venezuela en su informe sobre las principales amenazas a nivel mundial como el “líder anti-estadounidense” en la región.
El Departamento de Estado solicita más de 15 millones de dólares a través de la NED y USAID para grupos anti-gubernamentales en Venezuela.
Junio: Un informe del Instituto FRIDE de España, financiado por la NED, evidencia que agencias internacionales canalizan entre 40-50 millones de dólares al año a grupos anti-gubernamentales en Venezuela.
Septiembre: Washington ratifica las sanciones contra Venezuela por no cooperar con la lucha anti-droga y por no cooperar con la lucha anti-terrorista.
2011-2015
El Presidente Obama autoriza un fondo especial de 5 millones de dólares en su presupuesto anual para apoyar a grupos anti-gubernamentales en Venezuela. Para el año 2015, Obama aumenta esta cifra a 5.5 millones de dólares.
La NED sigue financiando a grupos anti-gubernamentales en Venezuela con acerca de 2 millones de dólares anualmente.
Cada año, el Gobierno de Estados incluye a Venezuela en sus listas de países que no cooperan con la lucha anti-droga y los que no cooperan con la lucha anti-terrorista. También en su informe anual sobre derechos humanos, califican al Gobierno de Venezuela como “violador” de los derechos humanos.
Después del fallecimiento del Presidente Chávez de cáncer el 5 de marzo de 2013, las nuevas elecciones se llevan a cabo y Nicolás Maduro gana la presidencia. Líderes de la oposición sostienen violentas manifestaciones que resultan en la muerte de más de una docena de personas.
En febrero de 2014, las protestas violentas se reanuden, dirigidas por Leopoldo López y María Corina Machado, quienes abiertamente piden el derrocamiento del presidente Maduro a través de su plan “La Salida”, y más de 40 personas son asesinadas. López se entrega a las autoridades y se enfrenta a cargos por su papel en la violencia. El gobierno de Estados Unidos pide su liberación inmediata.
En 2014, el Presidente Obama impone sanciones contra más de 50 funcionarios venezolanos y sus familiares, acusándolos de violar a los derechos humanos e incurrir en actos de corrupción. No han presentado pruebas hasta la fecha para fundamentar esas graves acusaciones. También el Departamento del Comercio amplia las sanciones contra Venezuela, prohibiendo la venta de “cualquier producto” para “fines militares”, debido a presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas venezolanas.
Enero 2015: El Vice Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, alerta a los países caribeños que el gobierno del Presidente Nicolás Maduro pronto será “derrotado”, y deberían dejar a PetroCaribe.
La portavoz del Departamento de Estado, Jan Psaki, condena la supuesta "criminalización de la disidencia política" en Venezuela durante una rueda de prensa.
Febrero 2015: El Presidente Obama presenta su nueva Estrategia de Seguridad Nacional y nombra a Venezuela como una amenaza y destaca su apoyo para “los ciudadanos” venezolanos que viven en un país en donde “la democracia está en riesgo”. 
Líderes antigubernamentales circulan un documento promoviendo un "Acuerdo Nacional Para Una transición", que advierte que el gobierno del presidente Maduro se encuentra en su "fase terminal" y detalla su plan para derribar el actual estado y sustituirlo por un modelo pro-empresarial neoliberal. El documento está firmado por María Corina Machado, Leopoldo López y Antonio Ledezma, el alcalde metropolitano de Caracas.
Días después, un plan golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro se descubre y 10 militares venezolanos son detenidos. Antonio Ledezma es arrestado y acusado de conspiración para derrocar al gobierno y el Departamento de Estado de Estados Unidos emite una dura condena sobre su detención, pidiendo a los gobiernos regionales a tomar medidas contra el gobierno de Maduro.
El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest niega cualquier papel del gobierno de Estados Unidos en el intento de golpe de Estado contra Maduro, llamando a esas acusaciones "absurdas", pero también revela, "El Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado están considerando herramientas disponibles que podrían dirigir mejor al gobierno venezolano en la dirección que creemos que debe estar dirigido".
[1] Todos estos documentos y pruebas están disponibles en el libro, “El Código Chávez: Descifrando la intervención de Estados Unidos en Venezuela”, por Eva Golinger. Monte Ávila Editores, 2006.

Autos y contaminación

viernes, 20 de febrero de 2015

España y la “tiranía mediática” contra Venezuela

Noticias PIA


La corporación mediática española ABC es una de las que lidera desde Europa la campaña de desestabilización contra Venezuela en coordinación con cadenas como CNN, BBC y France Presse, además de las americanas nucleadas en la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El Gobierno de Mariano Rajoy se sumó a las maniobras injerencistas bajo la bandera de la “libertad de expresión” esgrimida por su Canciller. Su par venezolana, Delcy Rodríguez, lo acusó de “rendir pleitesía a la tiranía mediática que pretende doblegarnos”.
Semanas atrás, ABC fue la encargada de golpear con acusaciones de narcotráfico a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional venezolana. Los artículos desmentidos por el Gobierno de Maduro se dieron a conocer en simultáneo a las sanciones de Washington.
El propio Maduro explicó en esa oportunidad que el diario franquista ABC de España es el único diario nazi que sobrevive en el mundo. Recordó que amparó el Golpe de Estado contra el chileno Allende, trató como dictador al presidente electo Hugo Chávez, y publicitó la invasión de la OTAN a Iraq en 2003.
Luego, ABC difundió una nota en donde sostuvo que el Ejecutivo bolivariano intentó extorsionar a empresarios españoles de Telefónica, Zara, Repsol, BBVA, Mapfre, Meliá, Iberia y Air Europa, entre otras.
El Canciller español, José Manuel García-Margallo, se apresuró a defender a las corporaciones: “la libertad de opinión y de prensa son dos principios irrenunciables” en un “Estado democrático y de Derecho”, sostuvo en un intento por reproducir las denuncias de la corporación ABC.
Su par venezolana, Delcy Rodríguez, lo acusó de “rendir pleitesía a la tiranía mediática que pretende doblegarnos”. “Bastantes problemas tiene el Gobierno de España que responder ante sus ciudadanos y de los más necesitados que hoy mueren por no tener un techo donde resguardar sus esperanzas”, le respondió la ministra. “Que les quede claro al club de amigos del torcedor de brazos (en alusión a Barack Obama) que andan con declaraciones insulsas sobre nuestra patria. ¡Venezuela se respeta!”, agregó.
El vicepresidente bolivariano Jorge Arreaza también acusó injerencia de España y lo vinculó a la crisis política de la partidocracia tradicional, puesta en jaque por movimientos como Podemos. “Reflejan el profundo temor que tienen a que sus pueblos despierten y los desplacen del poder, tal como ha ocurrido en los países en Revolución en Nuestra América”, sostuvo.
Para el gobierno de Maduro, las grandes transnacionales de la comunicación tienen un manejo sesgado de la información, “íntimamente engranado con las acciones desestabilizadoras y el discurso imperial” que tiene como finalidad “mostrar al mundo una realidad falsa que justifique eventuales acciones en contra de la soberanía y el pueblo venezolano” sostiene una nota de prensa de Relaciones Internacionales.
La nueva fase de la campaña desestabilizadora de la ABC –y del Gobierno de Mariano Rajoy- se basa en los lazos de Venezuela con el Partido Podemos liderado por Pablo Iglesias, que está haciendo tambalear el duopolio del poder político en España y particularmente al oficialista Partido Popular (PP). Uno de los más explícitos al respecto fue el vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, quien definió como “insólito y alarmante” que un partido que se presenta a las elecciones en España (Podemos) “tenga una vinculación cada vez más notoria con un país extranjero y más un país (Venezuela) que no respeta la libertad de empresa y de prensa”.
También continúa con la faceta “Derechos Humanos”: es uno de los pilares de defensa del golpista venezolano Leopoldo López, encarcelado tras ser acusado como responsable de la violencia que desencadenó el asesinato de 43 personas desde febrero del año pasado.
Esta semana se sumó el ex presidente español José María Aznar, al afirmar que “no es aceptable que por razones puramente de opresión y de tiranía haya ciudadanos privados de libertad en Venezuela”, en alusión a López. En las declaraciones difundidas por ABC, se arrogó la potestad de hablar en nombre de “la libertad, la democracia y los derechos humanos”.
En el continente americano, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ya ha sido denunciada como parte de las maniobras de terrorismo mediático que se sustentaron en la conformación de una agenda político-informativa en base a reiterados augurios de violencia y caos que buscaban crear un piso de argumentación con el cual justificar los ataques de la derecha que se intensificaron en febrero del 2014. Desde Estados Unidos y Europa se pliegan cadenas como la BBC, CNN, NBC, Reuters, Al Jazeera y France Presse.
En cambio, la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) se solidarizó con el pueblo venezolano ante “el reciente intento de golpe de Estado prohijado por la ultraderecha del país y sus mandantes”. También denunció que “la transnacional mediática al servicio del gran capital” golpea diariamente al Gobierno “llevando a cabo acciones psicológicas que justifiquen cualquier tipo de acción armada, acorde con la promoción del caos y el terror, en nombre de las libertades de prensa y expresión”.

Fuente original: http://www.noticiaspia.org/espana-y-la-tirania-mediatica-contra-venezuela/

Alerta por la utilización de las religiones con motivo político

lunes, 16 de febrero de 2015

Desmantelan intento de golpe de Estado en Venezuela

Venezuela desarticula intento de golpe avalado por EEUU

notas.org.ar


El gobierno bolivariano informó que fueron evitados ataques con un avión militar, articulados en un mismo plan con acciones mediáticas y políticas. Los puntos en la mira incluían el palacio presidencial de Miraflores, el ministerio de Defensa y Telesur. Siete oficiales de la fuerza aérea fueron detenidos en Caracas. También se encuentran implicados dirigentes políticos de la derecha venezolana y altos funcionarios de EEUU.
La fecha elegida, el 12 de febrero. A un año del comienzo de las guarimbas que intentaron el derrocamiento del gobierno bolivariano. El nombre del plan: Operación Jericó. Los detenidos son generales y tenientes de la Aviación, que contaban con financiamiento y dirección de sectores civiles.
La cadena de eventos se activaría con la publicación de un manifiesto en periódicos de circulación nacional, firmado por prominentes figuras de la derecha, ya implicados en #LaSalida. Ese mismo día, un grupo de “jóvenes estudiantes” generararían disturbios en el barrio de la familia de Maduro. Esto sería convenientemente difundido por CNN y otras cadenas, preocupadas en instalar la supuesta “ilegitimidad y represión del régimen”. En ese contexto, al menos un avión militar sobrevolaría Caracas y atacaría varios puntos clave, mientras se difundía un pronunciamiento que ya estaba grabado en video y convocaba a la rebelión militar.
​La derecha venezolana y el gobierno de EEUU
El plan, abortado pocas horas antes de su ejecución, se basaba en un programa político muy claro, contenido en la declaración que activaría el golpe. Disolución de los poderes públicos, designación de una nueva directiva de PDVSA, “insertar al país” en los circuitos financieros internacionales, privatizar las empresas básicas, resarcir a los empresarios expropiados por el proceso revolucionario, son algunos de los puntos que orientaban la restauración conservadora, dirigida a borrar los avances sociales de los últimos quince años.
Hasta el momento se sabe que el manifiesto -que convocaría a un “gobierno de transición”- estaba firmada por Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado, entre otros dirigentes con pasado y presente alineado con los intereses de EEUU y poco apego a la “democracia”. Los tres fueron activos partícipes del revertido golpe de abril de 2002 y el año pasado, los principales convocantes a #LaSalida, que culminó con 43 personas asesinadas, varias de ellas a causa de disparos efectuados por francotiradores expertos.
Además de las caras visibles de siempre, otros altos dirigentes de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) aparecen involucrados en graves acusaciones. Según surge de la declaración judicial de uno de los detenidos -el general de división Maximiliano Hernández-, la persona que eligió los “objetivos tácticos” que serían atacados por el avión Tucano es el diputado Julio Borges. Se trata de uno de los principales dirigentes de Primero Justicia, el partido conducido por Henrique Capriles. Según el testimonio, durante enero Borges participó en numerosas reuniones donde se definieron los detalles del plan y en ese contexto eligió los objetivos.
En su denuncia al país, el presidente Nicolás Maduro acusó directamente al gobierno de Estados Unidos de estar financiando, organizando y protegiendo a los actores del intento. Entre otras informaciones, reveló que a los oficiales implicados en los últimos días se les concedió la visa norteamericana, ante la eventualidad de que el plan fracasara.
Pocas horas más tarde, los dirigentes Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez señalaron a la Encargada de Negocios de la Embajada de EEUU, Kelly Keiderling, como el principal enlace en el país entre el gobierno norteamericano y los golpistas.
De acuerdo a las declaraciones en sede judicial de José Gustavo Arocha Pérez, otro de los detenidos, se trata de una continuación del plan decidido en la llamada “Fiesta mexicana”. Allí participaron él mismo y el general Ascanio Tovar, junto a organizadores y financistas como Gustavo Tovar Arroyo, Pedro Burelli, Jon Goicoechea y dirigentes de partidos de derecha, entre ellos Freddy Guevara, de Voluntad Popular.
En reuniones posteriores en EEUU, también participó Peter Ackerman, discípulo de Gene Sharp e influyente “asesor” de los planes de EEUU en Siria y en Ucrania.
Burelli, Diego Arria y María Corina Machado mantenían comunicación permanente entre sí y con altos funcionarios del Departamento de Estado, como ya se había conocido durante 2014 mediante la difusión de correos electrónicos.
En las computadoras de los oficiales detenidos se encontraron fotos de los puntos a bombardear, además de fusiles R15, granadas, pistolas y uniformes y teléfonos “que continúan hablando”.
Según se informó, el avión no se activaría desde Venezuela, sino que se utilizaría algún país limítrofe para el despegue. Por esta razón, durante la jornada del jueves el gobierno bolivariano se comunicó de urgencia con el Reino de Holanda -colonizador de las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire, a pocos kilómetros de la costa venezolana- y se intentó comunicar con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sin poder lograrlo.
“Necesario es vencer”
“No podemos optar entre vencer o morir. Necesario es vencer”, repitió el presidente Maduro, recordando al patriota José Félix Ribas, artífice de la resistencia al colonialismo español. Con esas palabras, Ribas arengó a las tropas antes de la batalla de la Victoria, uno de los combates decisivos de la gesta independentista, ocurrido el 12 de febrero de 1814.
“En cualquier escenario que venga, tenemos que garantizar la victoria de la revolución, de la Patria, de la independencia”, planteó Maduro. “En cualquier escenario. No puede haber un nuevo 11 de abril (de 2002). El 13 tiene que estar antes”.
Maduro aseguró que buscaba estar “uno o dos pasos antes” de los planes golpistas, pero que ante cualquier eventualidad que implicara su desaparición, el pueblo debía salir a la calle con fuerza a defender la democracia y acelerar la revolución. “Desde mi corazón, si me pasara algo los llamo a decretar un 13 de abril civico militar y responder al golpe de Estado con toda la fuerza popular, y acelerar la Revolución, radicalizarla al más alto nivel. Es una orden que les doy. ¡Vacilar es perder!”.
El 12 de febrero
Mientras se producían nuevas detenciones, pero antes de que los hechos tomaran estado público, movilizaciones de signo opuesto recordaron las guarimbas, iniciadas simbólicamente con el ataque a la sede del Ministerio Público, exactamente un año atrás.
Ante el aniversario, la derecha apareció fragmentada y con escasa convocatoria. En la capital, sus actividades principales fueron una asamblea en la Universidad Central de Venezuela y una débil movilización por el este de la ciudad. Mientras tanto, la juventud chavista se concentró en las principales ciudades en gran número. En Caracas, cientos de miles de jóvenes marcharon atravesando el centro, recordaron a Robert Serra -joven diputado asesinado en 2014 por el paramilitarismo- y manifestaron su compromiso con la Revolución y la defensa de la democracia.
Fuente: http://notas.org.ar/2015/02/13/venezuela-desarticula-intento-golpe-estado-eeuu/

Se ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

domingo, 15 de febrero de 2015

Huracanes económicos contra Venezuela






Estoy seguro que después de Cuba, que ha resistido 56 años, no hay ninguna otra nación de América Latina que haya sufrido y resistido una guerra económica, política y mediática tan violenta como la que le han impuesto a Venezuela.

El ataque contra la Revolución Bolivariana por parte de la oligarquía criolla bajo la dirección y el apoyo de Estados Unidos se ha dirigido hacia todos los sectores de la economía con la participación de los medios de comunicación de la derecha encargada de inventar y divulgar constantes campañas difamatorias.

Desde que en 1999 el presidente Hugo Chávez llegó al poder, no ha pasado ni un solo momento en que las fuerzas de derecha conspiren para tratar de derrocar al gobierno (encabezado a partir de abril de 2013 por Nicolás Maduro) pese al apoyo mayoritario del pueblo al sistema boliviariano.

Venezuela se ha convertido en el punto de mira de la política estadounidense para intentar doblegar la resistencia que ha surgido por toda América Latina contra las políticas hegemónicas que las distintas administraciones norteamericanas han mantenido sobre la región desde hace más de un siglo.

Chávez y Maduro, con políticas nacionalistas en beneficio del pueblo, han logrado junto a Cuba   (que durante 56 años ha ofrecido un ejemplo de resistencia, independencia soberana y de ayuda solidaria desinteresada) levantar a los pueblos de la región que están dando la batalla por la verdadera independencia que soñaron Bolívar, O¨Higgins, San Martín, Martí .

La desesperación de la Casa Blanca se incrementa al poseer Venezuela la mayor reserva de petróleo en el mundo ; haber recuperado esa fuente de riqueza que antes era extraída por las transnacionales y llevada principalmente hacia Estados Unidos; impulsar con esos dividendos numerosos programas sociales que han bajado abruptamente la pobreza en el país, y a la par ofrecer a la población educación, salud y otros servicios gratuitos .

Contra Caracas se han utilizado las más disímiles acciones que van desde impulsar la oposición derechista interna, el fallido golpe de Estado y el intento de colapsar la producción petrolera, hasta las acusaciones sobre supuesta violación de los derechos humanos o de falta de democracia.

En sus planes, la Casa Blanca acusa a Venezuela de ser un país “terrorista”, participar en el “narcotráfico”, apoyar a las guerrillas colombianas y de todo cuanto pueda tratar de desprestigiar internacionalmente al gobierno bolivariano.

Con motivos de crear un malestar general dentro de la población, las fuerzas de derecha en concordancia con empresarios privados y contrabandistas pagados, han lanzado desde hace meses una fuerte ofensiva para crear desabastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad dentro del país, pese a las grandes sumas de dinero que el gobierno dedica a la compra de mercancías.

El contrabando de alimentos y derivados del petróleo
venezolano hacia Colombia se acrecentó con la actuación de mafias que las sacaban por los disímiles pasos existentes a lo largo de la frontera. El gobierno lanzó una fuerte ofensiva y muchas de esas acciones fueron controladas.

Ahora el desabastecimiento de productos se realiza por empresas distribuidoras privadas que los acaparan en grandes cantidades para crear malestar en la población.

En línea directa con esa política desestabilizadora, en diciembre de 2014, Estados Unidos decretó medidas económico-financieras contra la República Bolivariana, y a principios de febrero de este año impuso otras para ir cerrando el cerco económico contra el gobierno de Maduro.

La justificación de Washington fue la presuntamente violación de los derechos humanos por parte de Caracas durante las protestas violentas registradas en el país en el primer semestre de 2014. Estas fueron convocadas por la oposición nacional dejando un saldo de 43 fallecidos y más de 800 lesionados y según denuncias del gobierno, los sectores ultraderechistas que las protagonizaron recibieron financiamiento por parte del Departamento de Estado norteamericano.

Resulta completamente contraproducente que Estados Unidos, luego de comprender que su política de sanciones y bloqueo llevada a cabo contra Cuba durante más de 50 años, ahora emprenda nuevas sanciones económicas contra Rusia y Venezuela simplemente porque esos países no aceptan las presiones y la política de Washington.

Ante estas acciones desestabilizadoras, las organizaciones progresistas recién surgidas en la región como Unasur y Celac, y otras internacionales como la de los Países No Alineados han dado pleno apoyo a la Revolución bolivariana.

Recientemente, Maduro proporcionó al secretario general de Unasur, Ernesto Samper "datos e información, alguna muy confidencial" de "elementos muy preocupantes" y pronunciamientos de portavoces del Pentágono y del vicepresidente de la nación norteña, Joseph Biden, relacionadas con el decursar de la Revolución Bolivariana.

En este contexto, se conoció que el Strategic Studies Institute, (SSI), un órgano del Pentágono, indicó que Venezuela ocupa un lugar central en el control estratégico de América del Sur y la parte sur del Caribe. El petróleo, su ubicación geográfica privilegiada, sus recursos humanos y físicos, y su posición equidistante de las potencias transatlánticas, han convertido a Venezuela en un eje trascendental de la política exterior de Estados Unidos.

Una reciente encuesta realizada por la firma privada Hinterlaces señaló que e l 84 por ciento de los venezolanos responsabiliza al empresariado local de la situación de acaparamiento, especulación y contrabando impuesta al país y considera que el Gobierno debe poner mano dura contra los culpables de la crisis generada por la guerra económica impuesta por la extrema derecha.

Lo que no pueden aceptar la oligarquía nacional y el gobierno estadounidense es que Venezuela forme parte de los nuevos cambios progresistas que han tenido lugar en América Latina, que ya ha dejado de ser el patrio trasero de Washington.

Se ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Metropolis (1927)


Operaciones de bandera falsa reconocidas por los países implicados

Las operaciones de bandera falsa (false flag ops), diseñadas por los gobiernos para imputarlas a sus enemigos, son una de las herramientas más sucias de la lucha política. Conozca las más significativas de la historia mundial.
  

Estados Unidos de América

Una cuarta parte de las operaciones de bandera falsa enumeradas por Infowars corresponden a Estados Unidos, que las ha utilizado más de una vez para provocar conflictos internos en los países enemigos o bien justificar invasiones.
- En este sentido, la CIA admite que en la década de 1950 contrató a varios iraníes para que se hicieran pasar por comunistas y perpetraran una serie de atentados con bombas en Irán para poner al país en contra del primer ministro electo democráticamente.
- Por su parte, la NSA [1] reconoce que mintió sobre lo que sucedió realmente en el incidente del Golfo de Tonkin en 1964. La NSA manipuló los datos para que pareciera que los barcos de Vietnam del Norte habían disparado contra una nave estadounidense. El supuesto incidente fue utilizado como pretexto para justificar la agresión estadounidense contra Vietnam.
- Del mismo modo, según reveló en 2012 un documento desclasificado del Pentagono, Estados Unidos llevó a cabo una campaña para vincular a Irak con los ataques del 11 de septiembre y utilizar este hecho como una de las principales justificaciones para el inicio de la guerra contra ese país del Medio Oriente.
Incluso después de que la Comisión del 9/11 admitiera que no había ninguna conexión entre al Qaeda y el gobierno de Sadam Husein, el entonces vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, insistía en que las pruebas eran «abrumadoras» y que él «probablemente» tenía información de la cual no disponía la Comisión. Además, afirmaba que los medios de comunicación no estaban haciendo lo que deberían para denunciar esos vínculos.
- Muchos de los planes de operaciones de bandera falsa que finalmente no se llevaron a cabo estaban dirigidos contra Cuba.
Así, en 1963, el Departamento de Defensa de Estados Unidos escribió un artículo proponiendo realizar una serie de ataques a las naciones de la Organización de Estados Americanos, como Trinidad y Tobago o Jamaica, para culpar a Cuba.
En otra ocasión, el Pentágono sugirió pagar secretamente a una persona en el gobierno cubano para lograr que este atacara a Estados Unidos.

Israel

- Israel admitió que en 1954 una célula terrorista israelí que operaba en Egipto colocó bombas en varios edificios, incluyendo instalaciones diplomáticas de Estados Unidos y plantó “pruebas” que señalaban a los árabes como culpables. Una de las bombas detonó antes de tiempo, lo que permitió a los egipcios identificar a los autores del ataque.
- Un agente del Mossad admitió que en 1984 colocó un transmisor de radio en el complejo de Kadhafi en Trípoli desde el cual se realizaron trasmisiones a falsos terroristas para crear una imagen de Kadhafi como promotor del terrorismo. Inmediatamente después, Ronald Reagan bombardeó Libia.
- En una ocasión más reciente, en 2005, soldados israelíes se hicieron pasar por palestinos y lanzaron piedras contra otros soldados israelíes para culpar a los palestinos y tener una excusa para acabar con las protestas pacíficas.

Turquía

- El ex primer ministro de Turquía Adnan Menderes reconoció que el gobierno turco perpetró el atentado de 1955 contra un consulado turco en Grecia y responsabilizó ese país para incitar y justificar la violencia antigriega.
- Un general reconoció que las fuerzas turcas incendiaron una mezquita en Chipre, en la década de 1970, para culpar a su enemigo.
- Fuentes estadounidenses de alto nivel revelaron que en agosto de 2013 el gobierno de Turquía perpetró los ataques con armas químicas en Siria para acusar al gobierno sirio. Existe además, hay una grabación en la que un alto funcionario turco admite los planes.

Reino Unido

- El gobierno británico admitió que entre 1946 y 1948 bombardeó 5 buques que transportaban judíos que intentaban huir del Holocausto hacia Palestina. Luego creó un grupo llamado «Defensores de la Palestina árabe», que reclamó falsamente la responsabilidad de los atentados.
- El exprimer ministro británico Harold Macmillan confesó a su secretario de Defensa que en 1957 el presidente estadounidense Dwight Eisenhower y él aprobaron un plan para realizar una serie de ataques en Siria y responsabilizar al gobierno nacional en un intento de derrocar al régimen.
- La agencia de espionaje británica ha admitido haber llevado a cabo ataques de bandera falsa “digital” para acusar a los ciudadanos inocentes de estar divulgando material ofensivo o ilegal a través de la Red.

Indonesia

- Un equipo indonesio de investigación determinó que «elementos de las fuerzas armadas» habían participado en los violentos disturbios de 1998,« algunos de los cuales fueron provocados deliberadamente».
- Según The Washington Post, la policía indonesia reconoció que en 2002 el ejército asesinó a varios profesores estadounidenses en Papúa y culpó del crimen a un grupo separatista para conseguir que fuera incluido en la lista de organizaciones terroristas.
- El ex presidente de Indonesia Abdurramán Wahid también admitió que su gobierno tuvo un papel protagonista en los atentados de Bali de 2002.

10 teorías de la conspiración hechas realidad

Pese a que el término «teoría conspirativa» se ha convertido en un calificativo peyorativo empleado contra todo lo que cuestione las versiones oficiales de los hechos, hay innumerables ejemplos en la historia de hipótesis que resultaron ser verdaderas.
Paul Joseph Watson y Alex Jones, autores del portal Infowars, proponen que nos detengamos en 10 ejemplos destacados de teorías conspirativas que resultaron ser ciertas.

Operación AJAX y operaciones de bandera falsa

La idea de que los gobiernos y las agencias de inteligencia llevan a cabo desde antaño actos de terrorismo llamados de «bandera falsa» ha sido reiteradamente ridiculizada y tachada de conspirativa por los medios oficialistas a pesar de la existencia de gran cantidad de casos debidamente documentados.
Después de décadas de obstinada negación, en agosto de 2013 la CIA admitía finalmente su papel en el golpe de Estado que llevó al derrocamiento, en Irán, de Mohammad Mossadegh en 1953 bajo el paraguas de la Operación AJAX.
En el marco de esa operación, la CIA organizó operaciones encubiertas que incluían actos de terrorismo de bandera falsa que provocaron la muerte de unas 300 personas.

Golfo de Tonkin

El 4 de agosto de 1964, el presidente Lyndon Johnson apareció en la televisión estadounidense para anunciar a la nación que las fuerzas norvietnamitas habían lanzado dos ataques contra destructores de Estados Unidos en el golfo de Tonkin.
El 2 de agosto, el destructor USS Maddox alegó haber detectado tres torpederos norvietnamitas que se le acercaban. Según Washington, el buque se encontraba en aguas internacionales, pero varios historiadores tienen razones para creer que el destructor estadounidense estaba navegando (deliberadamente o no) en aguas territoriales de la República Democrática de Vietnam. Entonces estalló un combate, tras el cual los buques de guerra de Vietnam del Norte resultaron dañados y se retiraron, mientras que el destructor estadounidense no sufrió daño alguno.
El segundo incidente se produjo durante una tormenta tropical en el golfo de Tonkin, cuando el radar de un destructor estadounidense detectó supuestamente diez naves no identificadas.
El 7 de agosto de 1964, el Congreso autorizaba al presidente una operación militar a gran escala contra Vietnam.

Operación Gladio

Tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos patrocina y organiza actos de terror para atribuirlos a movimientos de izquierda.
Después de la contienda, la CIA y el MI6 británico colaboraron a través de la OTAN en la Operación Gladio, un esfuerzo para presentar a los movimientos de izquierda europeos como terroristas y infundir temor a la población para que votara a favor de gobiernos de derecha. Para llevar a cabo esta misión, los servicios secretos realizaron una serie de mortíferos ataques terroristas que fueron atribuidos a izquierdistas y marxistas, pero fueron llevados a cabo por elementos del crimen organizado, agentes provocadores y unidades militares secretas.

Operación Northwoods

En el marco de la guerra encubierta contra Cuba y como parte de la Operación Mangosta de la CIA, el Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos propuso en 1962 realizar actos de terrorismo reales y simulados (como secuestros de aviones) en territorio estadounidense, que se dieron en llamar Operación Northwoods. Entonces el presidente era John F. Kennedy quien, tambaleándose tras el fracaso vergonzoso de la CIA en la invasión de Cuba en Bahía de Cochinos, rechazó el plan en marzo de 1962.

Gleiwitz: ¿Provocación o Incidente?

En 1939, la Alemania nazi, que ya había invadido Austria y los Sudetes, República Checa, estaba dispuesta a dirigir todo su poderío militar acumulado contra Polonia, país que había firmado con el Reino Unido y Francia un tratado de ayuda mutua en caso de agresión. En virtud del tratado, los países se comprometían a intervenir en la guerra si alguno de los países firmantes era atacado.
A fin de justificar un ataque contra el estado vecino se realizó una operación de falsa bandera en la que soldados alemanes vestidos con uniformes polacos atacaban una estación de radio en Gleiwitz para luego difundir un mensaje que incitaba a la minoría polaca de Silesia a levantarse en armas contra Hitler. Como “prueba” del ataque, los nazis asesinaron y vistieron con uniformes polacos a algunos prisioneros de campos de concentración.
El 1º de septiembre de aquel año Hitler anunciaba el incidente y que Alemania había declarado la guerra a Polonia. Hasta los juicios de Nuremberg, cuando fueron desclasificados documentos secretos de las SS, no se supo realmente lo que había ocurrido aquel día.

Las empresas tabacaleras añaden químicos adictivos a los cigarrillos

Las conspiraciones no solo afectan a los gobiernos: también pueden estar dirigidas contra los consumidores. Según la BBC, las compañías de tabaco estadounidenses fueron sorprendidas con las manos en la masa añadiendo al tabaco productos químicos que causan adicción.

Operación Rápido y Furioso

Mediante la Operación Rápido y Furioso el gobierno de Obama suministró armas de fuego a bandas de narcotraficantes mexicanos, supuestamente para seguirles la pista y recolectar datos de inteligencia. El supuesto objetivo era descubrir mayores conspiraciones criminales del lado mexicano de la frontera. Sin informar a las autoridades mexicanas, la Agencia [estadounidense] del Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) facilitó así que más de 2 500 armas de asalto entraran ilegalmente en México.

Espionaje y vigilancia masiva de la NSA

Más de una década antes de las revelaciones de Edward Snowden, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) interceptó y grabó innumerables comunicaciones electrónicas internacionales a través del programa Echelon.
En 1999, el gobierno australiano admitió haber participado en el programa de intercepción y vigilancia mundial lidereado por la NSA llamado Echelon, en el que colaboró con Estados Unidos y el Reino Unido. El objetivo del programa era escuchar «todas las llamadas internacionales de teléfono, fax, correo electrónico, o de transmisión de radio» en el planeta.
Además, un informe del Parlamento Europeo de 2001 reveló que «en Europa todas las comunicaciones de correo electrónico, teléfono y fax se interceptan de manera rutinaria» por la NSA.

Tráfico de drogas y armas de la CIA

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) ha sido implicada en operaciones de tráfico de drogas y armas en todo el mundo y también a nivel nacional. El escándalo de mayor repercusión fue la Operación Irán-Contras, en la que el gobierno de Estados Unidos, bajo la administración del presidente Ronald Reagan, vendió armas a Irán, que estaba inmerso en la guerra contra Irak, y financió a los Contras nicaragüenses que atacaban el gobierno sandista.
Con la complicidad de la CIA, los Contras nicaragüenses introducían cocaína de contrabando en Estados Unidos. Los beneficios de la venta se canalizaban de nuevo a los Contras.

La pistola “de ataque cardiaco” de la CIA

En una comparecencia de un representante ante el Senado sobre las actividades de la CIA en 1975 se reveló que la Agencia había desarrollado una pistola lanzadardos para causar un ataque cardiaco. Según la página web del Senado estadounidense:
«En la primera audiencia televisada, que tuvo lugar en el salón Caucus del Senado, el presidente Church [el senador de Idaho Frank Church, quien presidía la Comisión para investigar el caso de Watergate] enseñó con gesto dramático una pistola de dardos venenosos de la CIA. Revelaba así que la comisión había descubierto que la Agencia violó directamente una orden presidencial al mantener un “stock” de toxinas de moluscos que sería suficiente para matar a miles de personas»
Tras entrar rápidamente en el torrente sanguíneo este veneno letal provoca un ataque cardiaco. Una vez que el daño está hecho, el veneno se disuelve rápidamente en el organismo de la persona afectada, por lo que es muy poco probable poder detectar durante una autopsia que el ataque al corazón se debió a causas no naturales.
Parece el arma perfecta de James Bond, pero se trata de una verdad verificada en testimonios ante el Congreso.

Swiss Liks